Día Internacional del Implante Coclear

0
304

El tiempo para rehabilitarlos es muy limitado, por lo que es necesario hacer un diagnóstico con un tamizaje neonatal a los días de nacimiento, y posteriormente conocer la causa de la pérdida auditiva en el mes de nacimiento. Y a partir de aquí a los 3 meses dar un tratamiento con auxiliares auditivos o posteriormente a los 6 meses que ya tenga la edad mínima poderlos implantar.

El implante coclear es un dispositivo electrónico el cual forma parte de dos componentes, uno de ellos es interno y se coloca mediante una cirugía, por su parte el componente externo es instalado en un lapso de un mes después del procedimiento quirúrgico. Este dispositivo tiene la funcionalidad de sustituir completamente la parte del oído interno dañado, específicamente el órgano de Corti o también conocido como órgano espiral, que se encuentra en la cóclea.

En entrevista para la Revista Notiexpos y Congresos la Dra. Lisette Cristema Sánchez médico especialista en otorrinolaringología del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Ismael Cosío Villegas (INER) y presidente de la Clínica de Dispositivos Implantables de Oído (Implante Coclear), explicá la importancia de este dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar.  Que sí bien en 1999 en las instalaciones del INER se comenzó con el programa de implantes cocleares y formalmente cuenta con el comité de estos dispositivos médicos.

“Es un dispositivo que sustituye completamente la ausencia de la funcionalidad del oído interno, es decir la cóclea. En contraparte los auxiliares auditivos no sustituyen, simplemente aumentan o simplifican el sonido para poder ser transmitido; por lo tanto tienen limitaciones y justamente no se pueden adaptar auxiliares auditivos a pacientes que tengan pérdidas auditivas muy profundas o severas porque no van a alcanzar el funcionamiento completo del órgano que este afectado”, indica la Dra. Lisette Cristema.

Para poder ser candidatos a utilizar un implante coclear es necesario tener indicaciones médicas, audiológicas, psicosociales y también en cuanto a poder adquisitivo porque es un mantenimiento costoso. Es necesario que el comité de implante coclear este integrado por un equipo multidisciplinario (audiologos, rehabilitadores, otorrinolaringólogos como cirujanos, trabajadores sociales y terapeutas de lenguaje), para hacen una valoración en conjunto y dar indicaciones al paciente.

Se bebe considerar que este aparato tiene un mantenimiento por el resto de la vida, y los pacientes tienen que pagar un seguro, mantenerlo con cables y baterías. Y también se está teniendo mantenimiento con relación a la limpieza y actualización de los componentes externos. Esto generalmente se hace cada 5 o 10 años por lo que el paciente tiene que tener el conocimiento y poder adquisitivo para tener este tipo de manutención.

Algunos otros casos en donde puedan tener posibilidad de ser candidatos a un implante coclear se encuentran:

  • Los congénitos, es decir las personas que nacen con una pérdida auditiva por lo pronto no tienen ningún tipo de lenguaje ni audición y se tiene que rehabilitar por lo menos de 3 a 5 años (Se considera una de las rehabilitaciones más largas)
  • Los pacientes postlinguales, son considerados aquellos quienes sí adquirieron lenguaje y posteriormente por una razón perdieron la audición, si se pueden implantar y tardan un poco menos en su rehabilitación ya que tienen una conciencia de memoria audiológica (La duración de su recuperación en promedio es de 6 meses a 1 año de evolución.
  • Por indicaciones radiológicas, es decir se deben tener una estructura anatómica que se pueda implantar que es la cóclea y un nervió auditivo que se pueda estimular. Sin embargo pueden haber estructuras anatómicas que impidan la implantación, por ejemplo malformaciones del oído interno (existen malformaciones tan severas que no se pueden implantar) y esto sería una contraindicación para el implante coclear.

Hay estructuras que pueden comprometer el acceso o el abordaje del implante coclear, por ejemplo estructuras vasculares, golfo de la yugular alto, carótidas que es una arteria muy importante que llega al cerebro y este ocluyendo el sitio donde se coloque el implante coclear, entonces esto también son pacientes que se deben considerar implantar o no, continua explicando la Dra. Cristema, médico especialista en otorrinolaringología.

La casuística que tiene el INER en cuanto a cirugías por implante coclear es de bebés de 9 meses y adultos de 85 años.  Es importante considerar menciono la Dra. Cristema que en niños el tiempo límite o el ideal para implantar son menores de 3 años y aquellos que nacen con pérdidas auditivas desde el nacimiento. La edad no importa, siempre y cuando haya tenido un tipo de estimulación auditiva preimplante y una memoria en la corteza cerebral para poder implantar.

Es considerada dolorosa la cirugía y que cuidados se deben tener en consideración 

La Dra. Lisette, mencionó que no es dolorosa y quizá si tenga los riesgos propios de una cirugía mayor, pero algunos casos se tiene que contener a los pacientes pediátricos porque se sienten bien que no les duele.

La cirugía consiste en valores preoperatorio tanto de exámenes de laboratorio para concoer el estado general del paciente y sea el adecuadamente. Se interviene quirúrgicamente en quirófano por anestesia general, con un tiempo aproximado de una hora y media a dos horas. Los riesgos deben ser  mínimos en manos que tiene cierto entrenamiento, pero esto no quiere decir que sigan existiendo.

Pueden aparecer durante la cirugía que se llaman transoperatorios, y consiste en sangrado debido a encontrarse muy cercas de estructuras vasculares. Otro de los riesgos es el espacio muy pequeño que se llama timpanotomía posterior y su límite posterior es el nervio facial (otorga movilidad a la mitad de la cara dependiendo si es oído derecho o izquierdo); entonces en casos muy pocos y afortunadamente comenta la médico especialista del INER que se puede inflamar el nervio pero más del 95% se puede resolver de forma espontánea inmediatamente y solo existe un porcentaje menor del 1% llegan a tener una pérdida de la funcionalidad del nervio facial.

En cuanto a los posoperatorios, como todas las heridas quirúrgicas puede tener un poco de inflamación e incluso llegar a una infección profilácticamente hablando. Mientras que el aparato electrónico si se da un golpe puede fallar el implante colear y como muchos dispositivos  paulatinamente puede llegar a perder la funcionalidad por lo que hay que tener mucho cuidado en la movilización de los pacientes.

Aproximadamente después de la operación a los 7 días se retiran los puntos y al mes de la cirugía es cuando se coloca el componente externo del implante coclear; una vez activada se manda a terapias de rehabilitación del lenguaje.

La parte de cuidados no solo es en cuanto a la rehabilitación sino también propios del implante coclear. Como mencionó la Dra. Cristema al incio de a entrevista se requiere de  pilas, cables y servicio de mantenimiento, así como cada 5 o 10 años se recomienda hacer una actualización del componente externo, ya que el componente interno está diseñado para que en teoría dure toda la vida.

Al ser dispositivos electrónicos se requiere tener cuidado a la exposición de energía magnética, porque hay implantes que están diseñados a tolerar 1.5 a 3 tesla que son partes de la resonancia magnética.

Es un dispositivo caro porque lleva mucha tecnología e investigación, aproximadamente a nivel privado un implante coclear cuesta entre 24 a 25 mil dólares, sumado al costos de cirugía, hospital, estudios de laboratorio preoperatorio y estudios de imagen. El INER tiene la fortuna  que el  Seguro Popular (ahora INSABI) cubre la parte de la cirugía, implante coclear  y rehabilitación por 5 años, siendo un  beneficio impresionantemente para aquellos que lo requieren. El problema es que niños mayores de 5 años y adultos están completamente desprotegidos de obtener el implante de forma gratuita.

Recomendaciones del cuidado audiológico

Las pérdidas auditivas se dividen en hereditarias o genéticas y adquiridas, en la primera  no hay forma de modificarlas o hacer un tipo de prevención, mientras que en las adquiridas  se han visto en pacientes desde el embarazo de la madre, por lo que es necesario evitar que se le den medicamentos ototóxicos, es decir que tomen medicamentos que alteran inmediatamente la función del oído interno, porque son bebés que pueden nacer sordos porque la mamá tomo medicamentos principalmente aminoglucósidos.

Así mismo indicó la Dra. Lisette que las infecciones, son la primera causa de pérdida auditiva de tipo adquirida congénita, atribuyéndole al citomegalovirus, y se ha visto que si se puede hacer la prueba y el paciente tiene citomegalovirus congénito, al otorgar un antiviral se puede evitar o prevenir pérdida auditiva.

El INER no solo está promoviendo el tamizaje auditivo sino también el tamizaje auditivo de citomegalovirus para evitar que tengan esta secuela los niños.

La exposición al ruido ambiental principalmente en la población adulta joven están muy propenso a utilizar aparatos o dispositivos auditivos de música, y  el trauma acústico que se está produciendo por la intensidad del sonido y la vibración del tiempo de exposición es enorme; estima la OMS que más de uno de cien millones de jóvenes están en alto riesgo por perdidas auditivas por exposición a ruidos ambientales.

Para finalizar la Dra. Lisette Cristema Sánchez puntualiza que es importante hacer campañas para que no escuchen sonidos muy fueres, evitar ondas sonoras muy fuerte como por ejemplo cuando se va a una fiesta, antro, cine o teatro evitar la bocina tan cerca, así como evitar consumir  medicamentos ototóxicos, para no llegar a utilizar un dispositivo audiológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here