Una Afección Congénita que Tiene Corrección a una Edad Temprana

Los niños que presenta esta patología pueden tener dificultad para alimentarse, hablar claramente o infecciones de oído.

0
142

El labio y paladar hendido (LPH) son defectos de nacimiento que se producen cuando el labio o la boca del bebé no se forman adecuadamente durante el embarazo. Por fortuna puede ser corregido, sin embargo se requiere de al menos cuatro cirugías.

La primera que se realiza es a los tres meses de edad para hacer cierre del labio (cierre del paladar duro y plastia de punta nasal); mientras que la segunda cirugía se realiza entre los 12 y 18 meses de edad para el cierre del paladar y faringoplastia; la tercera es cuando el infante tiene la edad aproximada de 6 a 8 años de edad con injerto óseo alveolar; y la cuarta se realiza a los 14 años, para proceder a realizar la cirugía estética facial (rinoseptumplastía, mentoplastía, etc.).

Se considera que en México esta patología tiene una incidencia del 1.3 casos por cada mil nacidos vivos; está relacionado con la predisposición genética en la mayoría de los casos y a su vez pueden influir otros factores de riesgo modificables, tales como la nutrición materna deficiente, el consumo de tabaco, el alcohol y la obesidad durante el embarazo.

El labio y paladar hendido se clasifica de acuerdo con las estructuras anatómicas afectadas, es decir a veces suele verse solamente en el labio, el paladar blando o duro, mientras que en algunos casos se presentan ambos. Existe una asociación internacional, llamada Smile Train, que ayuda a asociaciones civiles en México para la atención de niños y niñas con LPH, y comparten algunos datos acerca de esta afección congénita:

  • El labio y paladar hendido, alias LPH, es una fisura común que afecta a uno de cada 700 niños en el mundo.
  • Los niños con fisuras no tratadas tienen problemas para comer, respirar y hablar y además pueden estar en riesgo de sufrir desnutrición severa.
  • Existe una técnica especial para amamantar a los bebés con LPH que las mamás pueden aprender.
  • Para el tratamiento de LPH no basta con un sólo especialista, sino la colaboración interdisciplinaria entre diferentes especialidades de cirugía plástica, terapia del lenguaje, psicología entre otros.
  • El tratamiento de un niño con LPH puede durar desde su nacimiento hasta la edad adulta.
  • Se dice Labio y paladar hendido NO labio leporino.
  • Algunos de los obstáculos que enfrentan las familias son la falta de información sobre las opciones de tratamiento, no tener ingresos suficientes para cubrir los gastos de la cirugía y los largos traslados hasta los centros de tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here