Retinopatía Diabética: tecnología para prevenirla

“La quinta parte de los pacientes con diabetes pueden padecer esta enfermedad retiniana, que es de tipo asintomática, y las personas afectadas a menudo no se dan cuenta de los cambios de la calidad de su visión durante las primeras etapas”

0
354

En nuestro país, como bien sabemos, la diabetes mellitus está catalogada como una verdadera epidemia de salud, que trae aparejados otros males de cuidado como la retinopatía diabética, entre otros. Es por ello, que diversos hospitales de carácter público en conjunto con el Sistema Nacional de Salud buscan hacerle frente y contrarrestar que siga siendo la primera causa de ceguera en la edad productiva.

Al respecto, la revista Notiexpos y Congresos tuvo oportunidad de platicar con el Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Juárez, Dr. Virgilio Lima Gómez, quien comentó que la retinopatía diabética afecta a la quinta parte de los pacientes con diabetes. Asimismo, señaló que la tercera parte de las 12 mil consultas que anualmente se atienden en el Servicio de Oftalmología de dicho hospital, son por problemas en la retina.

Lima Gómez, es especialista en Oftalmología egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México. Realizó su Maestría en Ciencias en Investigación Clínica y en Investigación en Medicina del Instituto Politécnico Nacional. Autor de numerosos artículos y participante en proyectos de investigación sobre diabetes mellitus y pérdida de visión, pone a la diabetes en el epicentro de la Retinopatía Diabética y subraya: “La diabetes da lugar a un aumento significativo de casos de retinopatía diabética porque estamos adquiriendo pésimos hábitos de vida en torno a una mala alimentación, al sedentarismo y al tabaquismo”.

Diabetes = Retinopatia Diabética

La retina es la capa de tejido sensible a la luz que se localiza en la parte posterior interna del globo ocular. Las imágenes que atraviesan el ojo, desde la córnea pasando por el cristalino y el humor vítreo, se enfocan en la mácula, el punto de la retina que ofrece los detalles del mundo exterior a nuestro cerebro.

En tanto que la diabetes, enfermedad metabólica producida por una secreción deficiente de insulina, causa problemas graves en el sistema cardiovascular, en los riñones, en las encías o en los ojos: cambios patológicos en los vasos sanguíneos sanos (taponamientos, hinchazón, pérdida de fluidos o aparición de neovascularización).

“En los ojos provoca la alteración de los vasos sanguíneos de la retina, condicionando su irrigación; lo que conlleva, a su vez, a una pérdida de visión. Es un círculo vicioso. Por eso es absolutamente primordial el diagnóstico precoz; tarea muy fácil cuando ya existe una valoración previa de la enfermedad en el paciente”, explica el especialista.

Y aunque es una enfermedad silenciosa, el paciente puede notar en su visión una pérdida de la agudeza visual, con una visión mas turbia de los objetos, deformación de las líneas rectas y, generalmente, una o varias manchas centrales que le impiden ver bien los detalles en los que fija su mirada. Por eso es vital saber cómo tratar la enfermedad desde el punto de vista del médico y hasta donde sea posible prevenirla, para evitar que el paciente llegue a la sintomatología antes descrita. relaciona.

Tratando la enfermedad

Se sabe, que una vez detectada la diabetes, el paciente debe ser derivado al oftalmólogo, siempre que sea posible, especializado en retina, para que le practique un estudio del fondo de ojos, quien diagnosticará la patología y su grado de desarrollo. Si no se detectara retinopatía diabética, el médico citará al paciente para revisión periódica según los hallazgos. “Lo ideal es que una vez al año se realice este tipo de revisión y es aquí en donde entra en acción el uso de tecnología de punta, ya que entre las diversas molestias que causa el fondo de ojo es la visión borrosa por al menos hasta cuatro horas o mas, dependiendo de cómo reaccione cada paciente”, menciona el especialista.

La tecnología de punta con que hoy se cuenta es la Cámara de Fondo de Ojo No Midiátrica, que realiza el diagnóstico rápido por imagen, sin necesidad de dilatar previamente la pupila. En esencia, consiste en la toma de una fotografía del ojo, y en unos 15 minutos el paciente se puede retirar con el diagnóstico correspondiente.

Es evidente que con este tipo de tecnología, además de pasar de 12 a 18 mil consultas al año, se puede detectar a tiempo cualquier problema de retinopatía, que afecta a la población que oscila entre los 30 y 70 años de edad. Y aunque de momento no hay datos estadísticos sobre qué porcentaje de la población mexicana en el último año fue diagnosticada con esta afección clínica está presente a los pacientes, lo que les ocasiona molestias y una mala visión por alrededor de cuatro horas.

Lima Gómez, puntualiza, “Si somos capaces de llevar a cabo un buen diagnóstico precoz el pronóstico será mejor todavía. Hoy en día es raro ver retinopatías gravísimas en las consultas, como antaño. La clave está en el diagnóstico precoz y en el tratamiento mas efectivo para solucionar este problema ocular”.

Sabías que…

Un tercio de los pacientes diabéticos van a desarrollar retinopatía diabética, y un tercio de estos evolucionaran negativamente hacia el edema macular, parte central de la retina.