Medidas de Control y Prevención ante el COVID-19

“La OMS está colaborando estrechamente con expertos mundiales y gobiernos para ampliar rápidamente los conocimientos científicos sobre este nuevo virus”

0
150

A finales del año pasado se detectó un nuevo virus en la provincia de Wuhan (China) el cual estaba afectando gravemente a las personas de esa población. Sin embargo en los últimos meses se ha propagado de una manera muy rápida a diverso continentes, además de provocar estados graves en pacientes e incluso muertes haciendo que varios países no se den abasto con el número de camas y personal médico.

Hasta la fecha se conoce que la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una afección respiratoria que se puede propagar de una persona a otra.  Es considerado como un nuevo virus porque no se conoce su origen; aunque científicos y médicos de todo el mundo están estudiando y buscando vacunas para controlar esta pandemia mundial.

De acuerdo a la información de importantes centros de investigación como es el caso del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias (NCIRD por sus siglas en inglés) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen cuatro subtipos principales de coronavirus conocidos como alfa, beta, gamma y delta. (Se identificaron los coronavirus humanos por primera vez a mediados de la década de 1960), que en total suman siete:

Coronavirus humanos comunes

  1. 229E (coronavirus alfa)
  2. NL63 (coronavirus alfa)
  3. OC43 (coronavirus beta)
  4. HKU1 (beta coronavirus)

Otros coronavirus humanos

  1. MERS-CoV (el beta coronavirus que causa el Síndrome respiratorio del Medio Oriente, o conocido también como MERS)
  2. SARS-CoV (el coronavirus beta que causa el Síndrome Respiratorio Agudo Severo o conocido como SARS)
  3. SARS-CoV-2 (el nuevo coronavirus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 o también conocido como COVID-19)

En particular estos últimos tres tipos de coronavirus se han detectado principalmente en animales, pero a veces pueden evolucionar y enfermar a las personas y convertirse en un nuevo coronavirus humano. Provocando que el virus se propague de persona a persona, a través de gotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda; haciendo que estas gotitas caigan en la boca o en la nariz de las personas cercanas y ser inhaladas hacia los pulmones.

Ante esta situación y la forma tan rápida que está avanzando en nuestro país, el gobierno de México a través de su página oficial Todo lo que Tienes que Saber del Coronavirus ha incluido las siguientes recomendaciones para el personal médico:

  •  Lavarse las manos con agua y jabón (a usando soluciones alcoholadas desinfectantes) antes y después de atender a un paciente
  • Secarse las manos con toallas desechables o secarlas al aire libre en posición vertical
  • Evitar en lo posible tocarse ojos, nariz y boca, y lavarse las manos después en caso de haberlo hecho
  • Usar cubreboca únicamente si atienden a pacientes con infección respiratoria, tapando boca y nariz completamente. En caso de ser posible, utilizar lentes para proteger los ojos
  • Tirar en el bote de Residuos peligrosos biológico-infecciosos – RPBI, todo el material desechable que se utilice con cada paciente (como abate lenguas, hisopos, gasas, guantes)
  • Esterilizar todo el instrumental médico
  • Mantener limpias todas las áreas de trabajo
  • Reportar si presentan síntomas respiratorios para que sean evaluados y evitar transmisión intrahospitalaria
  • Estar vacunados contra influenza.
  • Verificar la disponibilidad de insumos para la atención de pacientes, incluidos los equipos de protección personal.
  • Contar con los materiales necesarios para la limpieza adecuada de la misma (jabón, cloro, escobas, trapeadores, jaladores, papel higiénico, tollas desechables, etc.).
  • Se debe evitar el material reutilizable, si se usa, se debe descontaminar y desinfectar de acuerdo a las instrucciones que dicta el fabricante. El material desechable debe tirarse dentro de la habitación del paciente de acuerdo con los estándares RPBI.
  • Lavar con agua, jabón y cloro todas las superficies lavables como paredes, pisos, puertas, manijas, barandales, llaves de lavabos, sanitarios, teléfonos, cortinas corredizas, mobiliario médico y mobiliario en general.
  • Colocar bolsas de plástico dentro de todos los botes para la basura y eliminar éstas haciéndoles un nudo.
  • Permitir la ventilación y entrada de rayos de sol a consultorios, salas de espera, sanitarios, aulas de usos múltiples y otros entornos físicos de la unidad.
  • Definir una ruta para la atención de personas que acuden con síntomas respiratorios, misma que deberá de ser señalada desde la entrada de la unidad.
  • De ser posible asignar una habitación aislada para todos los pacientes que ingresan como casos sospechosos de COVID-19, en caso de no ser posible se recomienda realizar aislamiento de cohorte con separación de las personas de por lo menos un metro.
  • Verificar la implementación de las medidas recomendadas en áreas de atención al menos una vez por turno por parte del personal de epidemiología.
  • Los trabajadores de la salud deberán contactar inmediatamente al área de control de infecciones de su institución en caso de presentar cualquiera de los síntomas de definición de caso sospechoso COVID-19.

https://www.gob.mx/salud/documentos/aviso-epidemiologico-casos-de-infeccion-respiratoria-asociados-a-nuevo-coronavirus-2019-ncov

https://www.cdc.gov/coronavirus/types.html

https://coronavirus.gob.mx/personal-de-salud/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here