Medicina de innovación, clave para alcanzar buena salud

Pérdidas económicas equivalentes a 6.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) puede llegar a representar la falta de acceso a la salud en México, de acuerdo al estudio “Iniciativa Global de Salud y Economía” que elaboró la Cámara de Comercio de Estados Unidos. Dicho monto equivale a la inversión total en el sector salud en nuestro país que es de 6.2% del PIB, aseguró Cristóbal Thompson, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF).

Según el documento, para 2030 el costo de las enfermedades no trasmisibles para México y consecuente ausentismo laboral  puede llegar a representar una pérdida de entre 4.3% y 6.1% del PIB.

Mencionó que hasta el momento cuentan con ocho estudios que aportan datos duros que permitirán encontrar las vías que promuevan el mejoramiento del sector salud. Detalló que a través de los estudios realizados en alianza con consultoras independientes nacionales e internacionales, como Evercore-Protego, IMS Health y Pugatch, AMIIF cuenta con evidencias sobre las necesidades más urgentes en materia de salud en México.

“Hoy sabemos que México enfrenta la carga que representa el envejecimiento de la población, la cual llegará a su máximo histórico en los próximos diez años, además del incremento en los casos de personas con enfermedades crónicas no transmisibles, propias de la edad o derivadas del alto índice de sobrepeso y obesidad que hoy impacta a más de 70% de la población”, precisó.

Otro de los estudios citados por la AMIIF  es el realizado por IMS Health, donde se revela que los países que cuentan con mayor acceso a medicamentos pueden reportar mejor desempeño de la salud de su población. El estudio evidenció que los países con menor inversión en salud también registran mucho menor acceso a terapias innovadoras.

A decir de Thompson el acceso a la medicina de innovación es un factor clave para detonar la buena salud de un país y con ello los beneficios económicos y sociales de una población en buenas condiciones.

De 2011 a 2016 se han autorizado en México 213 medicamentos innovadores asociados a 73% de las causas de mortalidad de los mexicanos. Sin embargo, aún hay grandes oportunidades para incentivar la inversión en este sentido.

“Un entorno competitivo también funge como un detonador de la economía y como un impulsor no sólo de la investigación, sino también de los empleos y valor general del mercado”, argumentó Javier Amtmann, presidente de AMIIF.

Con las condiciones adecuadas, las empresas de la AMIIF podrían triplicar su inversión en investigación clínica en los próximos cinco años, para alcanzar los $7,500 millones de pesos anuales.

Comentarios:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here