Los Beneficios de la Inteligencia Artificial en Imágenes para la Radiología

El hombre y la máquina deben trabajar juntos de manera óptima. Esta es la única forma en que los radiólogos, los pacientes y, en última instancia, todo el sistema de salud pueden beneficiarse.

Foto: http://diagnoseceres.com.br

La radiología es un campo que produce grandes volúmenes de datos que ya no se pueden administrar sin la ayuda de sistemas inteligentes especialmente cuando se trata de la interpretación de imágenes médicas. Si bien esto lleva a los médicos años de entrenamiento y experiencia, junto con varias horas de trabajo y el más alto nivel de concentración mientras que la inteligencia artificial solo requiere unos segundos para realizar la misma tarea.

La inteligencia artificial no solo puede trabajar a velocidades y precisión consistentemente altas, sino que también identifica patrones ocultos en los datos, brindando a los médicos un valioso apoyo en las decisiones de diagnóstico y tratamiento. El aprendizaje automático es especialmente beneficioso cuando los médicos han examinado y digitalizado los datos de diagnóstico.

Desde abril, el Hospital Universitario Jena de Alemania es el primer sitio en el mundo en usar GE Healthcare Deep Health Image Reconstruction (DLIR) en aplicaciones clínicas de rutina. El sistema puede reducir el ruido de la imagen en los datos de CT, lo que resulta en una calidad de imagen excepcional.

En una entrevista realizada por MEDICA-tredefair.com, Felix Güttler, Director Comercial y Técnico del Instituto de Radiología de Diagnóstico e Intervención del Hospital Universitario de Jena, explica cómo funciona DLIR: “La tecnología artificial del sistema utiliza una llamada red neuronal profunda (DNN). Sistemas de IA que son aprobados como dispositivos médicos por lo general ya no aprenden durante su aplicación. Se genera un algoritmo a partir del DNN entrenado. Las neuronas artificiales se entrenan para una aplicación en particular y luego se ‘congelan’ para su uso”. Esto asegura que el comportamiento del algoritmo sea preciso y reproducible.

Los algoritmos pueden ofrecer resultados en una fracción de segundo y pueden utilizarse de manera rentable en cualquier parte del mundo. En otras palabras, benefician enormemente al sistema de salud general. El resultado final para los pacientes es procesos simplificados, atención personalizada más rápida y más tiempo con el médico tratante, Güttler resume los beneficios adicionales de las soluciones de inteligencia artificial para los pacientes.

Sin embargo es importante recordar que la inteligencia artificial no puede hacer todo o tomar decisiones, por lo tanto el médico siempre tendrá la última palabra sobre diagnóstico y terapia. “No se debe permitir que una máquina haga un diagnóstico definitivo por sí misma. En pocas palabras, creo que cuando se trata del bienestar del paciente, las decisiones de diagnóstico y tratamiento siempre estarán en manos de los seres humanos”, Felix Güttler puntualizó.

Por otra parte durante los próximos años el número de pacientes continuará aumentando. Es por eso que el proceso de diagnóstico y todos los procedimientos hospitalarios deben optimizarse para ahorrar tiempo y aliviar la carga excesiva del personal médico. “Piense en usar la Inteligencia Artificial para administrar las tasas de ocupación de camas de hospital o para hacer coincidir automáticamente los patrones de enfermedades que involucran cientos o miles de puntos de datos. Imagine un sistema de programación totalmente automatizado o la posibilidad de permitir que la Inteligencia Artificial se haga cargo de las mediciones y el monitoreo de rutina“, señala Güttler adicional a las aplicaciones de inteligencia Artificial en medicina.

Comentarios: