La Trombosis un Trastorno Silencioso que No Distingue Edad o Sexo

“Hasta el momento, la trombosis no ha sido abordada puntualmente en el Plan Sectorial de Salud, por lo que no se ha posicionado en la agenda pública del Poder Ejecutivo”

Foto: www.arribasalud.com

En el marco del Día Mundial de la Trombosis, que se conmemoró el pasado 13 de octubre, organizaciones como el Comité de Trombosis y Hemostasia y la Agrupación Mexicana para el Estudio de la Hemostología, sumaron esfuerzos con el Senado de la República para organizar el “Primer simposio: Trombosis en México”, evento en el que ponentes expertos de carácter inter-institucional mostraron un panorama de la relevancia que la patología supone.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, tan solo en 2016, la trombosis cobró la vida de 18 millones de personas en sus variedades arterial y venosa, situándose como la primera causa de muerte a nivel mundial; panorama que no difiere mucho en México dadas las comorbilidades prevalentes como la diabetes, que ocupa el segundo lugar con 106,525 decesos; la obesidad, que afecta a 1 de cada 3 adultos; y la hipertensión, que padece el 22.3% de la población.

Durante el Foro convocado por el Senador Santana Armando Guadiana Tijerina, de la facción de Morena, el legislador advirtió que, si bien los mayores esfuerzos del gobierno se han centrado en la prevención, detección temprana, tratamiento y reducción de infartos, señaló que no hay información precisa sobre la trombosis, lo que impide dimensionarla y visualizar la carga física, emocional y económica que la enfermedad representa, tanto para  los pacientes y sus familiares, como para el sistema de salud y el erario público.

La trombosis es la formación de un coágulo de sangre en el interior de una arteria o vaso sanguíneo de dimensión suficiente que bloquea el paso de la sangre, pero a su vez tiene el riesgo de desprenderse y viajar por los vasos del sistema circulatorio hacia otros órganos y provocar lesiones que en algunos casos pueden ser irreversibles. Se encuentra entre las tres principales causas de muerte en la población mundial: infarto agudo al miocardio, accidente cerebrovascular y tromboembolia venosa.

En este contexto, el senador Guadiana Tijerina alertó que no sería descabellado asumir que, en algún punto del futuro, podríamos entrar en una epidemia de eventos trombóticos, por lo que informó durante el evento que presentará la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se Reforma la Ley General de Salud, permitiendo a la Secretaría de Salud poner mayor énfasis en la atención de la trombosis y con ello, establecer bases que sirvan para generar Normas Oficiales que incluyan especificaciones técnicas y acciones específicas.

El senador Santana Armando puso a consideración y con carácter prioritario la prevención y atención a las enfermedades trombóticas, con base en el conocimiento de los factores de riesgo, sus causas, métodos de prevención y control, así como otros aspectos relacionados con el diagnóstico, conservación y mejoramiento de la salud cardiovascular.

En el documento se pide realizar diversas campañas de promoción a los derechos de las personas con enfermedades cardiovasculares, como la implementación estratégica y gradual de servicios de salud en la red del Sistema Nacional de Salud en todos sus niveles, y la investigación multidisciplinaria en materia de salud antitrombótica.

En países como México, los costos económicos por ausentismo, presentismo y muertes por enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), como las enfermedades cardiovasculares ECV’s, crecerán de 3.7 a 3.9 por ciento del PIB entre 2010 y 2030, es decir, éstos podrían aumentar de 51.2 mil millones a 102 mil millones de dólares.

Este tipo de fechas conmemorativos tienen la intención de aumentar la conciencia pública, en los profesionales de la salud y los sistemas de atención médica y en la población en general sobre la trombosis y, en última instancia, reducir las muertes y discapacidad por enfermedad tromboembólica a través de una mayor conciencia de sus causas, factores de riesgo, signos y síntomas, prevención y tratamiento basados en evidencia.

 

Comentarios: