ISSEMYM brinda rehabilitación física para pacientes post-covid.

Ofrece asistencia en especialidades como ortopedia, traumatología, neurología, geriatría. Cuenta novedosa tecnología y atención multidisciplinaria para tratar alteraciones pulmonares, síntomas cognitivos y lesiones músculo-esqueléticas.

0
111

Como parte de la atención integral que el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) brinda a pacientes diagnosticados con COVID-19, se encuentra la rehabilitación física, pues una vez superada la fase aguda de esta enfermedad se observan requerimientos médicos relacionadas con la salud física, cognitiva y mental.

Los pacientes que estuvieron hospitalizados por COVID-19 y requirieron intubación, tienen un alto riesgo de presentar alteraciones en la función pulmonar, así como debilidad en brazos y piernas por estar prostrados en cama.

Entre algunas complicaciones se encuentran la falta de aire al caminar, dificultad para respirar profundamente, síntomas cognitivos como déficit de atención o dificultades con la memoria y la multitarea, además de deficiencias músculo-esqueléticas como dolor de espalda o debilidad de las extremidades debido a la respiración artificial por intubación o por la posición prono.

La Clínica de Rehabilitación Física del ISSEMyM, brinda asistencia integral a este tipo de paciente en las áreas de ortopedia, traumatología, neurología, geriatría, así como por lesiones músculo-esqueléticas.

Cuentan con equipo de electroterapia, hidroterapia, gimnasio y robótica, de este último tienen cuatro robots que ayudan al paciente a ponerse de pie, mejorar su movilidad y se les ponen retos para mejorar la fuerza, coordinación y equilibrio; además de terapias presenciales, se ofrecen terapia a distancia para aquellos pacientes que se han recuperado de COVID-19, pero se encuentran dentro de algún grupo de riesgo al tener padecimientos como diabetes mellitus, hipertensión arterial o que sean mayores de 60 años, entre otros.