Científicos abordan la seguridad, eficacia y acceso de las vacunas en el foro mundial de I+D

0
157

Más de 2.800 científicos de 130 países se reunieron el viernes (15 de enero) en un foro virtual organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para identificar las lagunas de conocimiento y establecer prioridades de investigación para las vacunas contra el SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19.

Discutieron la seguridad y eficacia de las vacunas existentes y los nuevos candidatos, las formas de optimizar el suministro limitado y la necesidad de estudios de seguridad adicionales.

«El desarrollo y la aprobación de varias vacunas seguras y eficaces menos de un año después de que este virus fuera aislado y secuenciado es un logro científico asombroso», dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, en sus observaciones iniciales. «La aprobación de las primeras vacunas no significa que el trabajo esté hecho. Lejos de eso. Hay más vacunas en curso, que deben evaluarse para garantizar que tengamos suficientes dosis para vacunar a todos».

Ya se han administrado más de 30 millones de dosis de vacunas en 47 países en su mayoría de ingresos altos. Sin embargo, el despliegue mundial de vacunas ha expuesto desigualdades evidentes en el acceso a esta herramienta que salva vidas.

«El espíritu de colaboración tiene que prevalecer en estos tiempos difíciles, ya que tratamos de entender este virus», dijo el Dr. John Nkengasong, Director de los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades. «Tenemos que ser conscientes de las desigualdades y debemos promover deliberadamente la inversión en capacidades regionales para nivelar las condiciones de juego y tener una colaboración significativa para comenzar a abordar algunos de los desafíos».

Los expertos coincidieron en la necesidad de realizar investigaciones críticas sobre la administración de vacunas en diferentes poblaciones objetivo, así como sobre las estrategias y los calendarios de aplicación de la vacunación. Esto incluye ensayos, modelos y estudios observacionales, todos los cuales ayudarían a fundar la política.

Discutieron el impacto de las nuevas variantes del SARS-CoV-2 en la eficacia de las vacunas, el impacto de las vacunas en la transmisión de infecciones y la necesidad de desarrollar la próxima generación de plataformas vacunales.

«El mundo necesita múltiples vacunas que funcionen en diferentes poblaciones para satisfacer la demanda mundial y poner fin al brote COVID-19. Idealmente, esas vacunas monodosis que no requieren cadena de frío, podrían ser suministradas sin aguja y jeringa y son susceptibles de fabricación a gran escala», dijo el Profesor Mike Levine, Director del Centro para el Desarrollo de Vacunas de la Universidad de Maryland.

La reunión concluyó con acuerdo en establecer una plataforma organizada por la OMS para el intercambio y la coordinación mundiales de la información emergente sobre la eficacia y la seguridad de las vacunas. El foro permitiría a los científicos compartir y discutir datos y protocolos de investigación no publicados y publicados para promover nuestra comprensión colectiva de las vacunas SARS-CoV-2.

«La OMS convocará regularmente a expertos de todo el mundo, promoverá la investigación colaborativa, proporcionará protocolos estándar y desarrollará una plataforma para compartir los últimos conocimientos sobre el terreno», dijo la Dra. Soumya Swaminathan, Científica Jefe de la OMS.