Es importante Reportar Cualquier Caso de Tosferina

“La Alianza por la Vacunación recomienda la aplicación de la vacuna a partir de los dos meses de edad, así mismo se deben aplicar el refuerzo los niños, el personal de salud y las mujeres embarazadas”

La tosferina es un tipo de infección respiratoria que principalmente afecta a niños y niñas, sin embargo cada vez se ven más casos de personas que adquieren esta enfermedad a cualquier edad. Es una de las enfermedades que vuelve a surgir cada cierto periodo de tiempo, esto se debe porque aún no se ha eliminado en su totalidad.

La tosferina o tos convulsiva es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria bordetella pertussis o bordetella parapertussis, que se diseminan a través de gotitas de saliva siendo altamente contagiosa. Generando severos ataques de tos difícil de controlar, llegando a provocar dificultad para respirar e incluso hasta la muerte.

Se encuentra entre uno de los problemas de salud pública, no obstante esta monitoreado para que no genere una epidemia a nivel nacional. Es importante que los médicos reporten cualquier caso de sospecha debido a que los síntomas pueden ser asociados a los de un resfriado común o una tos seca. Iniciando con una infección moderada en las vías respiratorias, generando estornudos, secreción nasal, fiebre no muy alta y una tos leve.

Es una enfermedad prevenible por vacunación, pero si ya se cuenta con la enfermedad presentara tres estadios según los signos y síntomas. Esto es por el periodo de incubación que oscila entre una o dos semanas la bacteria. Cuando se considera un caso grave es porque los síntomas dejan de ser leves hasta presentar complicaciones como por ejemplo:

  • La tos hace que la piel y los labios se pongan colorados o morados
  • En algunos casos puede haber vómito
  • Sonidos silbantes después de toser
  • Aparición de apneas

Ante esta situación la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reemplazar el refuerzo de difteria y tétanos (TD9 que se aplica a los adolescentes por un refuerzo combinado de difteria, tétanos y pertussus acelerar). Incluso se recomienda aplicar un refuerzo a los adultos.

La tosferina es curable con el tratamiento adecuado y a tiempo; el cual consiste en la administración de antibióticos o de líquidos por vía intravenosa cuando la tos es realmente severa. En caso de no recibir tratamiento la persona puede transmitir la tosferina desde el inicio de los síntomas hasta tres semanas después del inicio del periodo de tos. Haciendo que el contagio sea de cinco días después del tratamiento con antibióticos.

Ante esta enfermedad las mujeres que están embarazadas pueden ser candidatas para aplicarse la vacuna a partir de la semana 28, el motivo es para protegerse ellas y su bebé. Debido a que en el caso de los lactantes puede ser muy peligroso un problema respiratorio.

La prevención y el diagnostico a tiempo e importante si se tiene la sospecha de ser contagiado con tosferina, o si ha estado en contacto con una persona que la padece, incluso aunque haya tenido toda la aplicación de vacunas ante esta enfermedad.

Comentarios: