El Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad No Solo es una Alteración de la Infancia

Están generando alternativas diferentes para tratar esta condición que en muchos casos puede perdurar hasta la edad adulta.

El trastorno por déficit de atención es considerado como uno de los trastornos más estudiados por los neuropsiquiatras, sin embargo también se han presentado casos donde la persona llega a contar con hiperactividad. Señalando que este trastorno no se debe considerar como una enfermedad y por lo tanto no se puede decir que hay una cura para esta condición la cual muchos niños están predispuestos a desarrollar durante la infancia.

Se creía que podía superarse durante la infancia y adolescencia no obstante puede estar también presente en la edad adulta por lo que es importante aprender a vivir con este desorden que se presenta como un defecto bioquímico a nivel cerebral.

Algunas causas de acuerdo a las investigaciones realizadas por diversos institutos de salud mental a nivel mundial indican que  posiblemente se genere por la interacción de los genes, el medio ambiente o factores no genéticos; entre los que destacan el consumo del alcohol, drogas durante el embarazo, bajo peso al nacer o lesiones cerebrales.

Afecta a más del 5% de los niños en el mundo y se dice que es más frecuente entre niños que niñas. Ante esta situación existen tres subtipos de este trastorno que son: el déficit de Atención, hiperactivo-impulsivo y combinado.

Una persona que tiene esta condición puede manifestar las diferentes características principalmente:

  • Distracción
  • Descuido
  • Incapacidad para mantener atención en tareas o juegos
  • Aparenta no escuchar
  • Desorganización
  • Perdida frecuente de objetos
  • No tolera estar quieto por mucho tiempo
  • Actividad excesiva
  • Interrumpe conversaciones

La detección temprana del padecimiento, así como el diagnóstico de la comorbilidad puede ayudar a disminuir el impacto del trastorno. Debido a que si no existe un tratamiento previo puede provocar daños a lo largo de la vida. Actualmente existen dos criterios internacionales para su diagnóstico, uno de ellos es establecido por la American Psychiatric Association (APA) y la otra es por la Organización Mundial de la Salud a partir de  1992.

Recientemente un estudio realizado en la Universidad de California por la especialista Sabrina EB Schuk decidió buscar terapias alternativas además de los medicamentos para calmar y ayudar a concentrarse a las personas que padecen este trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

Basándose en la utilización de perros de terapia, donde demostraron que la interacción con estos caninos generaba una reducción en la falta de atención y mejoras en las habilidades sociales y autoestima. Mientras aquellos niños que no tuvieron interacción con un perro seguían actuando de la misma forma, sin cambio aparente.

Lo único que no tuvo efecto fue la hiperactividad e impulsividad, sin embargo argumentaron que estas acciones pueden disminuir conforme vayan creciendo en cambio los síntomas que tuvieron efecto con estos perros, si no son tratados a tiempo pueden ir en aumento.

Comentarios: