El Cuidado de la Salud en Exceso se Puede Volver un Problema Grave

“Cuando se consulta frecuentemente al médico y no elimina las preocupaciones, o en ocasiones puede empeorar se trata de un trastorno de síntomas somáticos”

Es considerado como un problema de salud mental que se cree afecta aproximadamente el 5% de la población y se caracterizan por múltiples síntomas físicos persistentes que están asociados con pensamientos, sentimientos y comportamientos excesivos, al grado de llegar a pensar que pueden ser mortales.

De acuerdo a especialistas de Mayo Clinic la respuesta del estrés ante estos incómodos síntomas puede ser de mareo, palpitaciones cardíacas, náusea, dolor del pecho o falta de aire, todo lo que puede aumentar aún más los temores.

Cabe mencionar que no todos los síntomas  anteriores se presentan porque solo puede estar uno o en otros casos  más de dos, sin embargo el que en su mayoría predominara es el malestar principal teniendo una persistencia por más de seis meses. Muchas veces suele relacionarse con el trastorno de ansiedad por enfermedad, es decir cuando una persona teme a enfermarse o contagiarse de alguna enfermedad grave, pero hay una característica particular con este trastorno que es la presencia de pocos síntomas físicos o no los hay del todo.

El Dr. Craig Sawchuk, del departamento de psicología de Mayo Clinic en uno de sus artículos donde habla sobre este trastorno somatomorfo menciona sobre lo común que la gente que presenta esta condición crea que las evaluaciones médicas o los tratamientos no fueron los adecuados. Así mismo suelen buscar repetidamente anomalías en el cuerpo, investigar síntomas en internet y acudir con frecuencia al doctor o hacerse exámenes que no alivian la inquietud, sino que la empeoran.

Suele presentarse principalmente antes de los 30 años y se dice que las mujeres son más propensas a mostrar las señales del trastorno de síntomas somáticos. También suele ser común en aquellas personas que tuvieron antecedentes de enfermedades infantiles, abuso sexual u otros traumas, siendo más propensos a desarrollar este trastorno.

Es importante la evaluación médica a fin de descartar un problema grave de salud física, mediante la realización de un examen exhaustivo, enfocado en sus inquietudes específicas. Posteriormente se encargara de transferirlo con un especialista para que atienda este problema de salud mental para platicarlo y ser tratado por un psicólogo o un psiquiatra.

El tratamiento más recomendado es la psicoterapia, particularmente la terapia cognitivo conductual, indica el especialista Dr. Sawchuk. Debido a que puede realizarse de manera grupal o individual; generando cambios en el comportamiento, así como enseñar a resistir el impulso de buscar incansablemente que alguien les garantice que está sano.  Esta también puede brindar apoyo social y cuestionar alguna preocupación o creencia relacionada con las enfermedades, porque puede enseñar otras maneras de interpretar aquellas sensaciones físicas raras o incómodas. De igual manera, existe ayuda para reincorporarse al trabajo, las actividades sociales y el voluntariado.

Comentarios: