El Cáncer de Próstata No Solamente es un Problema de Salud Pública, Es un Problema Socioeconómico para las Familias Mexicana

0
26

Lamentablemente en nuestro país la detección del cáncer de próstata se realiza en etapas avanzadas, llegando al punto donde no se puede eliminar esta enfermedad que forma células malignas en este órgano. Esto es debido a que durante las etapas de inicio no se presentan síntomas específicos y por tal motivo las personas que lo padecen no acude oportunamente al médico.

Ante esta incidencia tan preocupante en nuestro país, es importante generar conciencia en toda la población sobre lo que el cáncer de próstata pude llegar a provocar en la salud de la persona que lo padece y verse afectado sus familiares. Para que se haga el llamado en todo el territorio nacional el pasado 29 de noviembre del 2019 se ha celebrado el primer día oficial de Lucha Contra el Cáncer de Próstata, un logro para la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer porque durante varios años se quedó como iniciativa en el Congreso y no se había podido aprobar. Por lo que con el apoyo del diputado Alejandro Barroso Chávez, Secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, manifestaron que hoy se trabaja como nunca antes con autoridades de salud para lograr integrar el cáncer de próstata al Programa Sectorial de Salud 2019-2024, otorgando así mayores opciones para obtener recursos en la búsqueda de fortalecer el diagnóstico y atención oportuna a nivel nacional.

“Hoy el cáncer de próstata se corona como la primera causa de muerte por cáncer en México con cerca de siete mil casos al año, por encima de cérvico uterino y mama, por lo que urge que el gobierno implemente una estrategia nacional de detección y atención oportuna en beneficio de la población y las instituciones públicas de salud”, expresó Mayra Galindo, Directora General de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer (AMLCC) A.C.

La causa exacta del cáncer de próstata se desconoce, por lo que no es posible prevenir la mayoría de los casos. Y se recomienda a todos los varones mayores de 45 años de edad someterse a un examen de detección para determinar el Antígeno Prostático Específico complementado con un tacto rectal. Existen algunos factores de riesgo que hacen más propensos a algunos hombres desarrollar este tipo de cáncer como:

  • Edad
  • Raza
  • Historia familiar
  • Cambio en la próstata
  • Estilo de vida y/o alimentación

De acuerdo con el Dr. Samuel Rivera, jefe del Departamento de Oncología Médica en la Unidad Médica de Alta Especialidad del Hospital de Oncología del CMN Siglo XXI, IMSS, el cáncer no es sinónimo de muerte, la detección oportuna permite incorporar al paciente al tratamiento más adecuado, impidiendo la progresión de la enfermedad con mejor pronóstico de recuperación y cura. Por esta razón es importante la implementación de la NOM-048 para la detección, diagnóstico, tratamiento y vigilancia epidemiológica del crecimiento prostático benigno y cáncer de próstata. Si bien esta norma ya tiene dos años de que se estableció y con la cual se ha ido trabajando, sin embargo hace falta poder aplicarla en todo el territorio nacional para que exista una detección oportuna.

Para aplicarla no solo lo deben hacer los médicos urólogos, que al final a nivel nacional hay pocos, por lo que el plan que se tiene y que ya se ha entregado a la Secretaria de Salud para el plan sectorial incluye la capacitados de los médicos de primer nivel, iniciando con cinco estados del centro del país, los cuales serán: Ciudad de México, Tlaxcala, Querétaro, Puebla  y Oaxaca.

Actualmente se tiene tres tipos de tratamiento en nuestro país, pero no todos los hospitales a nivel nacional cuentan con estos tratamientos:

El primer grupo clasifica aquellas personas que tienen el cáncer únicamente en la próstata y no hay en otra parte del cuerpo. Cuando se tiene un diagnóstico oportuno como este el tratamiento estándar que ofrecen es el quirúrgico, y en México está disponible. Teniendo un costo aproximadamente de 20 mil pesos tratado en una institución pública.

El segundo grupo, es cuando el cáncer no solo está en la próstata sino que también en su alrededor, por lo que ya no es útil que se quite la próstata debido a que va a quedar aun el cáncer. Ante esta situación hasta el día de hoy se aplica la radioterapia y se emplea en la mayoría de las instituciones públicas y algunos de los hospitales privados en la capital mexicana. Sin embargo la radiación o aceleradores lineales modernos no existen en todos los estados de la república. Cuando se habla de este tipo de tratamiento los costos se van elevando teniendo entonces un gasto aproximado de 50 a 70 mil pesos, en una institución pública.

El tercer grupo, pertenece a pacientes que se encuentran en etapa tardía y tienen diseminado el cáncer en el cuerpo, específicamente en el esqueleto que es donde principalmente se encuentran los implantes mestastásicos. Por lo que el tratamiento va encaminado a ya no quitar la enfermedad sino en mejorar y prolongar la vida del paciente. Dentro de este grupo se encuentra presente 7 de cada 10 enfermos, y este tipo de paciente va a tener un costo promedio mensual de 12 mil pesos. Y en casos más severos se requiere de la aplicación de una segunda línea de tratamiento, de las cuales tienen un costo de 80 a 100 mil pesos por mes.

A pesar de estos gastos económicos que representa esta enfermedad, para este año se logró incluir en el  cáncer de próstata dentro del presupuesto para que sea atendido dentro de los hospitales e instituciones como lo expreso el diputado Alejandro Barroso, Secretario de la Comisión de Salud:“si no se ejercen acciones de detección y atención oportuna, el costo de la enfermedad será insostenible para las instituciones públicas de salud, razón por la cual en la Cámara de Diputados se trabaja estrechamente con la Alianza Uniendo Fuerzas contra el Cáncer de Próstata y por segundo año consecutivo esta legislatura ha logrado destinar recursos específicos para la detección oportuna del cáncer de próstata, para que los hospitales de concentración nacional cuenten con herramientas para desarrollar programas de información, diagnóstico y atención”.

Por último la representante en México del Movimiento Latinoamericano contra el Cáncer de Próstata (Molacap), Leticia Aguiar Green, reconoció que, si bien hay apertura al diálogo por parte de las autoridades de gobierno de la actual administración, es fundamental promover acciones puntuales para lograr certeza en la atención de los pacientes con cáncer de próstata en México:

  1. Aplicación de la NOM 048 en todas las instituciones públicas de salud, cuyo carácter es obligatorio, ya que actualmente la fragmentación del sistema no permite que se adopte, así como la actualización de la Guía Vinculatoria de la NOM 048.
  2. Fortalecer acciones preventivas y de diagnóstico oportuno del cáncer de próstata dentro del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI).
  3. Fortalecer el sistema de referenciación de los pacientes desde el primer nivel al tercer nivel de atención, el cual garantice atención y tratamientos en todos los niveles de atención sin importar el estadio de la enfermedad en el paciente.