Dinámica Hospitalaria para la Atención de Pacientes con COVID-19

0
102

Hasta el 19 de abril se han registrado en México desde el primer caso que se presentó el 28 de febrero  con relación al nuevo coronavirus, un acumulado de 8,261 casos confirmados, 10,139 casos sospechosos, 31,170 casos negativos, 686 defunciones y 49,570 personas estudiadas. Si bien existe un mayor predominio en las ciudades metropolitanas y en ciudades de tamaño intermedio se presenta transmisión. Y del número de los casos confirmados 3,087 (37.4%) se recuperaron y ninguno requirió intubación.

Si bien en las próximas semanas se espera un incremento mayor de número de casos de COVID-19 en algunos estados de la república mexicana. Por lo tanto las personas se clasifican desde el punto de vista clínico epidemiológico como casos sospechosos a través de una prueba de laboratorio.

Cuando estas pruebas dan positivo en la persona, existen dos medidas de atención médica a pacientes con Covid que se están aplicando:

  1. Los pacientes con síntomas leves o moderados: corresponde un aislamiento domiciliario
  2. Los pacientes con síntomas graves se subdividen en dos condiciones:
  • Aquellos que son críticos (terapia intensiva): se realizara una intubación donde la persona va a necesitar de un ventilador, monitor, bombas de infusión (por lo menos de 4 a 5), ultrasonido y videolaringoscopia; así como un médico y una enfermera capacitados.
  • Cuando se trata de un caso no crítico permanecerá en la sala o cama de hospital.

En total son 26 los institutos nacionales de salud que se han readaptado para atender a este último tipo de pacientes y también se les ha procurado tener equipo para  atender las fallas renales debido a que un porcentaje bajo  se suele presentar con estas complicaciones.

El subsecretario Hugo López-Gatell mencionó que las personas que requieren hospitalización son las que tienen un síndrome clínico como es el caso de la neumonía. Al ser la característica grave de esta enfermedad.

No obstante también informo que se ha documentado una serie de lesiones que tiene que ver con COVID-19, al ser un virus que circula por toda la sangre y los organismos provocando otro tipo de lesiones incluso cutánea o en algunos órganos fundamentales que tiene que ver con unos signos de trombosis con un fenómeno de obstrucción arterial, dejando el daño pulmonar agudo haciendo que parte sea inflamatorio y otra trombótico.

Es una enfermedad que en la mayoría de los casos no es mortal sin embargo se ha presentado complicaciones en las personas que sufren de alguna enfermedad crónica, en personas con VIH/SIDA o en mujeres embarazadas y en personas adultas mayores. Por eso es importante considerar que  la epidemia no se ha acabó, y esta es la razón de extender hasta el 30 de mayo el periodo de sana distancia,  debido a que nos encontramos en una fase de aceleración y lo que se pretende con estas medidas es lograr una reducción de contagios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here