Día Mundial de la Obesidad

Es importante considerar a la obesidad como una enfermedad crónica y compleja, con síntomas múltiples, complicaciones y manifestaciones.

Si bien aunque algunas personas tienen la creencia de que estar llenito o pasado de peso es considerado como sano, la realidad es otra porque cuando se sufre de sobrepeso u obesidad en la mayoría de los casos se tiene como consecuencia la aparición de enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades del corazón y el cáncer. Sumado a la deficiencia del consumo de vitaminas y minerales.

El abandono al tratamiento de la obesidad es uno de los más altos en México, ya que nueve de cada diez pacientes dejan de tomar sus medicamentos y de seguir las medidas higiénico-dietéticas en los primeros tres meses tras ser diagnosticados, debido a que para la mayoría de la gente no considera al sobrepeso y la obesidad como una enfermedad.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de la Juventud se estimó que en el año 2012 aproximadamente 9.5 millones de jóvenes presentaron sobrepeso y 6.5 millones obesidad. Mientras que el 60% de los hombres con sobrepeso presento obesidad y en las mujeres fue del 80%.

Ante esta situación que no solo afecta a nuestro país, sino que se ha convertido en un problema de salud mundial es necesario concientizar a toda la población en general sobre las consecuencias que tiene la obesidad y para aquellas personas que ya tiene o están propensos a tener obesidad deben saber que hoy en día se consumen más calorías de las que se queman haciendo ejercicio. Por eso es necesario acudir con el médico para realizar un tratamiento personalizado y llegar al peso adecuado.

Al mismo tiempo son prevenibles las causas que ocasionan la obesidad como por ejemplo se dice que la obesidad suele ser hereditaria por lo tanto es necesario estar consciente de que hay personas que suben de peso rápidamente.

Otro factor importante  es la edad debido a que el organismo no puede quemar energía con la misma rapidez que una persona joven a una adulta e influye también el sexo de la persona. Una cuestión muy importante que ha generado el incremento rápido de la obesidad en la población es el medio ambiente y la alimentación, es decir, los restaurantes de comida rápida y comida chatarra contienen muchos ingredientes que no son sanos para la salud, de igual manera pasa con los alimentos procesados que venden en los supermercados o las tiendas. Cada vez la población se está haciendo más sedentaria teniendo como consecuencia la falta de actividad física, por lo tanto las personas que comen demasiado y no hacen ejercicio son más propensas a tener obesidad.

Es necesario enseñar a la población infantil los buenos hábitos alimenticios para cuando sean grandes no sufran de obesidad o sobrepeso en un futuro, por lo que es preciso detener la incidencia de obesidad infantil que se vive actualmente. Una buena alimentación saludable debe aportar a cada individuo todos los nutrientes necesarios que cubra sus necesidades en diferentes etapas de su vida y que sean benéficas para la salud.

Comentarios: