Día Mundial de la Incontinencia Urinaria

Es más frecuente en las mujeres que en los hombres, debido a que en ellos se presenta por otras causas como lo es la cirugía de la próstata u otro tipo de alteraciones, sin embargo no deja de ser un problema para ambos sexos.

0
105

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga, es decir, sucede cuando los músculos de la vejiga se contraen y los músculos de la esfínter no son los suficientemente fuerte para la cerrar la uretra, causando así una necesidad urgente y repentina de orinar  o quizá no se pueda controlar.

En entrevista con la Dra. Atziri Ramírez Negrín, quien es médico Uroginecóloga, encargada de la Clínica de Piso Pélvico del Hospital Dr. Manuel Gea Gonzáles y así mismo da consultas en el Hospital Ángeles del Pedregal; para la revista Notiexpos y Congresos, nos habla sobre la Incontinencia Urinaria y los mitos que rodean este padecimiento que causa problemas o en muchos de los casos ocasiona vergüenza, así mismo como la medidas preventivas.

“La incontinencia urinaria se puede dividir principalmente en dos tipos, incontinencia urinaria de esfuerzo e incontinencia urinaria de urgencia, sin embargo existe la combinación de las dos conocida como la incontinencia urinaria mixta”, comienza indicando la Dra. Atziri.

Incontinencia urinaria de esfuerzo Incontinencia Urinaria de Emergencia
 

Se desarrolla principalmente posterior a una debilidad o alteración en el sostén del suelo pélvico.

 

 

Presenta una salida involuntaria de la orina, es decir, que no se puede contralo o se realiza un esfuerzo físico como toser, reír, etc.

 

 

Es más común en mujeres jóvenes de 40 a 50 años, sin embargo puede haber mujeres jóvenes de 20 o 30 años que presenten este padecimiento o bien durante el embarazo o el puerperio.

 

Se puede hacer uso de una cirugía para corregir la incontinencia.

 

Es secundaria a contracciones de la vejiga en un momento que no debe de existir, contracciones involuntarias del musculo de la vejiga que se llama musculo detrusor.

 

Se tiene un esfuerzo súbito de orinar, muchas ganas de ir al baño y cuando llegamos al baño ya se tuvo el escape de la orina.

 

 

Se presenta más en mujeres de 60 años y mayores, así mismo la incontinencia urinaria mixta se puede presentar en cualquiera de estas edades.

 

 

Es recomendable el uso de algún medicamento o terapia para revertirla.

 

 

Principalmente se detecta clínicamente cuando es referido por el paciente, es decir, cuando siente que hubo una pérdida de orina porque tosió, hizo algún esfuerzo o no alcanzo a llegar al baño. Posteriormente el medico puede hacer una revisión para encontrar si hay incontinencia urinaria, mediante algunos estudios más avanzados como la urodinamia para diagnosticarla.

De acuerdo con la Dra. Ramírez para la incontinencia urinaria el primer tratamiento es tener cuidados generales como realizar los ejercicios de suelo pélvico, sin embargo hay que tener en cuenta que previo a realizarse hay que acudir con el médico para aprender cómo realizarlos y que nunca se deben efectuar cuando se está orinando.

 

Entre las recomendaciones que indica la especialista en uroginecología destacan las siguientes:

  • Es importante que orinemos frecuentemente, cada dos o cada tres horas, es decir no aguantarnos las ganas de orinar.
  • Procurar tomar los líquidos de una manera distribuida, es decir, no tomar un litro de golpe sino tener tomas de 250 mililitros cada dos horas.
  • Procurar cuidarnos en cuestión del sobrepeso, ya que es un factor de riesgo, por lo tanto tratar de no pasarnos del peso.
  • Procurar no cargar cosas pesadas mayores de 5 kilos y no fumar.

 

Con todos estos datos se puede tratar de prevenirla y evitar en algunos casos, sin embargo hay cuestiones más avanzado del problema y tenemos que requerir otro tipo de tratamientos como las cirugías o al uso de algunos medicamentos, añade la Dra. Atziri.

Eran conocidos como ejercicios de Kegel a los que actualmente son nombrados ejercicios de rehabilitación de suelo pélvico, esto debido que ya no son los que originalmente Kegel había mencionado. Estos ejercicios consisten en apretar la vagina y así se fortalecen todos los músculos que se encuentran en el suelo pélvico.

Cabe destacar, como lo comenta la doctora que muchos médicos enseñan a retener la orina, sin embargo nunca se deben hacer mientras se esté orinando. Se hace en series frecuentemente en fases cortas y largas, es decir, apretar  la vagina varias ocasiones y posteriormente dejarla apretarla a través del día, pero hay que realizarlas varias veces por ejemplo podemos hacerlos en la casa o cuando estemos acostados sin embargo nunca orinando.

Mitos de la Incontinencia Urinaria

Es importante entender que la incontinencia urinaria no es una enfermedad, sino un síntoma, y puede ser causada por determinados hábitos diarios, enfermedades de fondo o problemas físicos.

No quiere decir que haya una relación con incontinencia urinaria y Alzheimer, pero cuando hay demencias puede haber mayor frecuencia de este síntoma.

No todas las personas mayores padecen incontinencia urinaria y si la tienen es tratable, por eso es importante acudir con su médico para tratarla.

Más que evitar consumir muchos líquidos hay que distribuir las tomas, pero si se debe tomar líquidos porque si avanzamos hacia no  tomar líquidos se puede comenzar con otros problemas como infección de vías urinarias.

Finalmente para terminar la Dra. Atziri Ramírez indica que si usted padece  incontinencia urinaria tiene que acudir con su médico para revisarse y evaluarse adecuadamente, esto porque es importante primero valorar o descartar una infección y posteriormente recibir el adecuado tratamiento ya que la incontinencia urinaria si es curable.