Día Mundial de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

La violencia contra la mujer es un problema importante de salud y una violación de derechos humanos. El sector salud juega un papel muy importante para el abordaje de la violencia desde la perspectiva de la prevención y atención de los servicios así como la promoción de los derechos.

Imagen: fundaciongizagune.net

A partir de este 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre se dará comienzo a la campaña 16 días, con el objetivo de concientizar a la población en general sobre esta acción que se comete en la mujer de todas las edades y clases sociales sin excepción alguna en todo el mundo, dado que este tipo de violencia ya sea de manera física, sexual o psicológica trae efectos y consecuencias negativas en el aspecto psicológico, en la salud y vida reproductiva de la mujer en cualquier etapa de la vida.

De acuerdo con UNICEF al menos un tercio de las mujeres en todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida. Y específicamente en nuestro país según datos publicados por la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) del año 2016, 6 de cada 10 mujeres mexicanas han presentado un incidente de violencia y 41.3% de las mujeres ha sido víctima de violencia sexual y en sus formas más extremas 9 son asesinadas al día.

Este tipo de acciones que desde el año de 1999 declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas pretende que todos los sectores a nivel mundial se involucren a cambiar esta violencia que ha existido hacia la mujer durante varios años y que hasta la actualidad no se ha podido eliminar y también representa uno de los obstáculos para que la agenda 2030 se realice con plenitud.

La violencia contra la mujer está presente en todos los ámbitos sociales, no es exclusivo en las relaciones de pareja, se puede llegar a presentar por parte de un desconocido, vecino, familiar o amigos, en las escuelas e incluso en el sector laboral. Se dice que el sector salud constituye frecuentemente el primer contacto con aquellas personas que han sido víctimas de violencia es por eso que desde hace varios años en diversos hospitales y clínicas de diferentes países han establecido protocolos y normas de prevención, detección, registro y adecuada asistencia médica en los casos de violencia, al mismo tiempo se capacita a los profesionales de la salud para promover una vida libre de violencia.

Comentarios: