Cuando se Tiene Diabetes Mellitus es Necesario Seguir las Indicaciones Médicas, para Evitar Complicaciones

De acuerdo con la OMS, la neuropatía de los pies combinada con la reducción de flujo sanguíneo incrementa el riesgo de ulceras en los pies y en última instancia amputación.

0
170
diabetes_notiexpos
diabetes_notiexpos

Mucho se habla de la Diabetes Mellitus y sus consecuencias que trae a la salud a largo plazo, si no es detectada oportunamente para recibir un tratamiento adecuado. Para entrar en contexto, la diabetes es una enfermedad de carácter crónico, la cual produce un aumento importante de los niveles de glucosa en la sangre. Esto se debe a causa de escasez o ausencia de secreción de insulina.

En algunos casos puede llegar a tener complicaciones en diversas partes del cuerpo, viéndose afectado los ojos, los riñones, los nervios, la piel, el corazón y los vasos sanguíneos.  Se considera que el síndrome del pie diabético es una de las principales causas de morbilidad y discapacidad en los pacientes con Diabetes Mellitus.

El pie del paciente diabético es muy sensible a todas formas de traumatismo, el talón y las prominencias oseas resultan especialmente vulnerables, si bien se pude prevenir y atender de manera oportuna ante un diagnóstico rápido, para evitar o retardar la aparición de ulceras, amputaciones u otras complicaciones.

Se denomina pie diabético a una alteración clínica de origen neurótico o denominado también como afectación en los nervios y/o inducida por la hiperglucemia, la cual debe ser considerada como un pie de riesgo, ya que es más susceptible de padecer determinados tipos de lesiones ya sea intrínseca o extrínseca. Por lo tanto la atención del pie diabético debe verse como una urgencia, porque si se llega a presentar una herida, por mínima que parezca, fácilmente se puede infectar y en poco tiempo poner en riesgo de amputación la extremidad del paciente y hasta en peligro su vida.

Algunas personas pueden presentar en sus pies dolor, entumecimiento, falta de sensibilidad y otras sensaciones de neuropatía; además se puede modificar la forma del pie causando deformaciones, las que pueden ocasionar callos, ampollas y hasta úlceras. Muchas veces a la falta de sensibilidad la persona no se da cuenta e incluso existen casos que no se da la importancia y hay quien con el paso de las semanas o meses se acostumbra a ver estas lesiones abiertas, con o sin dolor.

Para prevenir este tipo de situaciones es importante informar  de manera clara y oportuna a las personas con diabetes sobre el riesgo que pueden llegar a sufrir si no son atendidos, al mismo tiempo que ellos mismos puede realizar cuidados como:

  • Revisar a diario los pies para observar que no haya heridas, ampollas, enrojecimiento, hinchazón o problemas de uñas, principalmente en la planta del pie.
  • Lavar a diario los pies en agua tibia y jamás con agua caliente.
  • Corte con cuidado las uñas
  • Nunca cortar, talle o limar los callos ni callosidades y mejor acuda con el podiatra o podólogo regularmente.
  • Use medias o calcetines limpios y secos, y durante esta temporada de invierno es necesario mantener los pies abrigados, mientras que en época de lluvia es necesario evitar que se mojen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here