Consejo de salud: herpes labial y herpes genital

“Alrededor del 90 por ciento de los adultos en todo el mundo, incluso aquellos que nunca tuvieron síntomas de infección, dieron positivo en la prueba para detectar el virus que causa el herpes labial”

Foto: www.saludyalimentacion.com

El herpes es una infección causada por un virus herpe simple (VHS), del cual existen dos tipos de este virus:

  • El virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1) generalmente provoca herpes labial.
  • El virus del herpes simple de tipo 2 (VHS-2) generalmente causa el herpes genital.

Sin embargo, cualquiera de estos dos tipos puede provocar llagas en la zona facial o en los genitales. Es importante tener en consideración que la mayoría de las personas que están infectadas con el virus que provoca el herpes labial nunca manifiestan signos y síntomas.

No existe cura para la infección por el virus del herpes simple y las ampollas pueden volver a aparecer. La medicación antiviral ayuda a que se cure más rápidamente y a que reaparezca con menos frecuencia.

Las infecciones graves más frecuentes son la encefalitis, la meningitis, el herpes neonatal y en pacientes inmunodeficientes la infección generalizada. Las infecciones mucocutáneas se manifiestan con un cúmulo de pequeñas vesículas dolorosas sobre una base eritematosa.

Un herpes labial generalmente atraviesa varias etapas:

  • Hormigueo y picazón. La sensación dura aproximadamente un día, antes de que aparezca una pequeña mancha dura y dolorosa y salga la ampolla.
  • Ampollas. Aparece a lo largo del borde exterior de los labios, donde se unen con la piel de la cara. También alrededor de la nariz o en las mejillas.
  • Exudado y costras.

Durante los primeros brotes, algunas personas también tienen:

  • Fiebre
  • Encías erosionadas y dolorosas
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Ganglios linfáticos hinchados.

Los niños menores de 5 años pueden tener herpes labial dentro de la boca y las lesiones frecuentemente se confunden con aftas. Las aftas solo afectan la membrana mucosa y no se deben al virus del herpes simple.

Por otra parte el herpes genital suele presentar:

  • Se caracteriza por una o más vesículas o úlceras genitales o anales.
  • Hormigueo o dolores fulminantes en las piernas, la cadera, las nalgas y en el área genital.
  • Ardor al orinar si la orina toca las úlceras
  • Dificultad para orinar porque las úlceras y la hinchazón bloquea la uretra.

Este tipo de herpes suele tener síntomas parecidos a los de una gripe, tales como:

  • Inflamación de las glándulas en el área de la pelvis, la garganta y en las axilas
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de dolor y cansancio.

Las enfermedades y los tratamientos que aumentan el riesgo de sufrir complicaciones comprenden los siguientes:

  • VIH y sida
  • Quemaduras graves
  • Eccema
  • Quimioterapia contra el cáncer
  • Medicamentos contra el rechazo en los trasplantes de órganos

Ante este tipo de virus, existe la prevención que puede ayudar a evitar a exponerse a situaciones incomodas y dolorosas ante cualquier tipo de herpes simple. Por lo que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud se recomienda que las personas con síntomas activos de herpes labial eviten el contacto bucal con otra persona y se abstenga de hacer uso de utensilios que tengan contacto con la boca y saliva. En cuanto al herpes genital lo más recomendable es hacer uso de preservativos de una manera correcta, sin embargo esto solamente garantiza una protección parcial; por lo tanto también es aconséjale tener relaciones sexuales con una sola pareja y estar consciente de su salud sexual de ambos.

Comentarios: