Con los avances tecnológicos se podrán controlar las epidemias a través de los teléfonos móviles

Muchos estudios han demostrado que los datos de los teléfonos móviles generan mucha información para los estudios de movilidad humana

0
135

Las epidemias son problemas que se enfrentan las sociedades de todo el mundo, el cual representa una de las principales causas de sufrimiento y mortalidad de las enfermedades. Una de las principales causa para generar una epidemia es la movilidad humana, es decir, se transmite de persona a persona y es llevada a otra parte a través del desplazamiento; generando que el foco de infección (epidemia) este expandiendo su ubicación.

Al obtener los datos reales y precisos sobre los patrones e interacciones de movilidad humana es un elemento clave para construir modelos epidemiológicos efectivos.

Es una investigación que se realizó usando un conjunto de datos del mundo real de Costa de Marfil, este trabajo presenta un intento de develar la heterogeneidad socio-geográfica de la dinámica de transmisión de la enfermedad. Al emplear un modelo epidémico de metapoblación espacialmente explícito derivado de registros detallados de llamadas (CDR) de teléfonos celulares, investigamos cómo las diferencias en los patrones de movilidad pueden afectar el curso de un brote hipotético de enfermedad infecciosa.

Considera diferentes medidas existentes de la dimensión espacial de la movilidad humana y las interacciones, y analizamos su relevancia para identificar la subpoblación de individuos de mayor riesgo, como los mejores candidatos para contramedidas de aislamiento.

Los enfoques presentados en este documento proporcionan más evidencia de que los datos del teléfono móvil se pueden explotar de manera efectiva para facilitar nuestra comprensión del comportamiento espacial de los individuos y su relación con el riesgo de contagio de enfermedades infecciosas. En particular, se muestra que los indicadores basados ​​en CDR de las actividades e interacciones espaciales de los individuos son prometedores para obtener información sobre la heterogeneidad del contagio y, por lo tanto, para desarrollar estrategias de mitigación para apoyar la toma de decisiones durante las epidemias a nivel de país.