Combatir la Resistencia de los Antibióticos Mediante el Uso de la Tecnología

“La Organización Mundial de la Salud estima que alrededor del mundo mueren 33,000 de personas cada año por bacterias resistentes”

Los médicos y las organizaciones de salud ya advierten sobre una era inminente posterior a los antibióticos: si la tendencia a la resistencia a los antibióticos continúa, llegaremos a un punto en el que las infecciones bacterianas ya no podrán tratarse con antibióticos.

Muchos factores contribuyen al desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos, como el uso de antibióticos en el ganado o recetas innecesarias de antibióticos escritas en los consultorios médicos para generar un mal uso por parte de los pacientes.

El profesor Axel Hamprecht y su grupo de investigadores de la University Hospital Cologne de Alemania, han desarrollado un método con el que es posible diagnosticar de manera más rápida las infecciones producidas por la enterobacteriaceae resistente a la clase de antibióticos carbapenems. Estas son enzimas que inactivan los carbapenémicos, una clase de antibióticos más efectivos.

La nueva prueba ofrece de manera fácil, rápida y barata determinar bacterias resistentes para poder comenzar con la terapia apuntada cuanto antes. Como lo indica el profesor Axel en una entrevista realizada para MEDICA-tradefai.com “El inconveniente es que esta prueba de resistencia fenotípica lleva bastante tiempo, por lo que es aquí donde entra en juego las pruebas de diagnóstico, ya que proporcionan respuestas rápidamente con poco esfuerzo”

Los investigadores no desarrollaron la prueba real, pero establecieron un proceso de prueba rápida basado en un ensayo inmunocromatográfico disponible comercialmente. Este tipo de pruebas son cada vez más importantes ya que más personas viajan alrededor del mundo junto con mecanismos de resistencia. Las enterobacterias resistentes a carbapenem  están actualmente en aumento en Europa Occidental.

Por su parte el profesor Mathias Pletz del Hospital Universitario Jena opina al respecto que “Los médicos necesitan avances urgentemente en el diagnóstico. Con una detección precisa de patógenos, podríamos maltratar al paciente y en el peor de los casos causarle la muerte.

Las pruebas rápidas son solo un componente de estrategia general para combatir a las bacterias resistentes a los antibióticos. Idealmente los hospitales deberían usar tecnología que defienda contra las infecciones bacterianas y evite la necesidad de antibióticos. Esto no solo es una cuestión de higiene de manos y desinfección de superficies o procesamiento estéril.

Comentarios: