Abuso de Pantallas Genera Ojo Seco y Propensión a la Miopía

Cada vez existe mayor evidencia de las repercusiones a la salud visual de las personas que tiene hábitos poco saludables con la tecnología, específicamente pantallas. Se ha demostrado que cuando se mantiene la vista fija por periodos prolongados de tiempo a una distancia corta, se puede generar ojo seco e incluso propensión a la miopía.

Si bien es cierto que la tecnología electrónica es necesaria para el ritmo y estilo de vida actual, deberían examinarse los hábitos de los usuarios para no dañar su vista, ya que cada vez más la población está sumergida en las pantallas de sus computadoras, celulares y tabletas, ya sea por trabajo o por esparcimiento.

Al respecto, el Dr. Jaime Ferrer Burges, Cirujano Oftalmólogo con subespecialidad en retina de la clínica Omnilaser, indica:

“Los seres humanos somos seres eminentemente visuales, por ello es importante darle prioridad al cuidado de los ojos y de la vista. Los ojos tienen músculos por dentro y por fuera que se adecúan al movimiento para enfocar, cuando la vista es corta y fija en cualquier objeto durante mucho tiempo se parpadea menos, lo cual puede tener consecuencias como ojo seco, dolor de cabeza, irritación, etc. El exceso de pantallas en nuestras vidas, por la misma razón, también nos puede hacer más propensos a defectos de refracción como la miopía, que es conocida por ver borroso de lejos”.

Por ello, la importancia de la recomendación de los especialistas de hacerse revisiones oftalmológicas periódicas, mínimo una vez al año, para determinar el estado de nuestra salud visual de manera oportuna, no sólo de defectos de refracción como la miopía, astigmatismo o hipermetropía, sino complicaciones más graves como catarata, glaucoma, retinopatías, etc.

En México existen opciones quirúrgicas mínimamente invasivas para corregir de manera definitiva la miopía, astigmatismo o la combinación de ambos, que cada vez es más accesible a la población, ya sea por medio de convenios con las principales aseguradoras o por seguros de gastos médicos.

“La cirugía refractiva correctiva por medio de VisuMax, con su Sistema de Mínima Invasión por Laser (SMILE por sus siglas en inglés), soluciona la miopía y el astigmatismo por medio de rayo laser. Al no haber cortes en la córnea, no genera ojo seco y no se requiere de recuperaciones prolongadas. Es necesario someterse a estudios integrales previos para saber si se es candidato a la cirugía, de hecho, se recomienda que de los 18 a 35 años de edad se tome especial atención, ya que es momento ideal para calificar en caso de una intervención quirúrgica”, asegura el Dr. Ferrer.

Para evitar daños a los ojos y la calidad de nuestra visión por el uso de aparatos electrónicos, el Dr. Jaime Ferrer ofrece algunas recomendaciones:

  • Descansar la vista cada 40 o 50 minutos aproximadamente alejándose de la pantalla en cuestión, enfocar hacia lo lejos mirando hacia otro lado por unos minutos y parpadear más para relajar los músculos oculares.
  • Evitar a toda cosa frotar o tallar los ojos en caso de presentar irritación o enrojecimiento. Lo mejor será distanciarse de la pantalla por unos minutos y lubricar/humectar los ojos con gotas de lágrima artificial o con atomizadores humectantes especiales. Es importante tampoco abusar de su uso.
  • Contar con suficiente iluminación ambiental o que la iluminación principal venga por encima o por detrás de la cabeza. Es contraproducente utilizarlas a oscuras ya que se forza más el ojo para enfocar, además de que es más dañina la luz directa de las pantallas.
  • Beber regularmente agua simple y dar un ligero masaje en las sienes con los ojos cerrados para aliviar la tensión de la cabeza y relajar la vista por un momento.
  • Reduzcamos en medida de lo posible el uso de dispositivos electrónicos. Por ejemplo, en estas Fiestas Patrias que se avecinan, dejemos el celular o las tabletas a un lado y convivamos con nuestros seres queridos. Platicar y bailar tiene más beneficios inmediatos que sólo descansar nuestra vista de las pantallas.

Resulta contraproducente e innecesario acostumbrarse a estos trastornos visuales cuando la solución es tan accesible y podemos recuperar nuestra calidad de vida con una agudeza visual óptima para nuestras actividades cotidianas. Ligeras modificaciones para mejorar los hábitos del uso de pantallas serán muy significativas para que la salud visual no se vea afectada para poder seguir disfrutando de ellas.

Comentarios: