Tratamiento con Oxígeno para las Cefaleas en Racimo

Estos dolores de cabeza suelen presentarse en periodos de ataques frecuentes que duran entre semanas y meses, seguidos comúnmente por etapas de remisión a lo largo de meses o hasta años.

Las causas de las cefaleas en racimo aún no se entienden bien; sin embargo, el patrón de este tipo de padecimientos plantea que ciertas anomalías en el reloj biológico del cuerpo desempeñando alguna función por la parte del cerebro llamado hipotálamo.

Cuando aparece este malestar comienza con un dolor periorbitario o temporal unilateral espantoso, con síntomas neurogenerativos homolaterales, por lo que el tratamiento debe de ser inmediato. Generalmente en el mismo lado del dolor de cabeza se enrojece la esclerótica del ojo, lagrimea, hay catarro, se hincha el párpado y se produce un sudor anormal en la frente o la cara. Es común que durante el ataque haya una sensación de ansiedad o agitación.

A pesar de su característico perfil sigue siendo poco reconocida y mal controlada, ya que no se conoce su fisiopatología.

“Cuando una persona tiene cefalea en racimo y empieza con dolor fuerte, un tratamiento común y conocido en la administración de oxígeno al 100% a través de un tratamiento de una mascarilla facial, explica el Dr. Todd Schwedt especialista en neurología de Mayo Clinic. “Eso suele aliviar el dolor en cuestión de 15 minutos; se ha investigado sobre el oxígeno para tratar las migrañas, pero no existen evidencias suficientes que sustenten su aplicación aunque se sabe que es útil para otro tipo de dolores de cabeza”.

El oxígeno se introdujo como terapia efectiva en el ataque agudo de la cefalea en racimo, en la década de los cincuenta del siglo pasado, el cual no tiene efectos adversos en la persona que decide utilizar este método. El único inconveniente es su portabilidad, aunque actualmente se cuenta con equipos de fácil traslado para un lugar a otro, aunque las personas siguen desestimando esta opción.

Cuando no se puede aplicar esta tecnología, es posible recurrir a los medicamentos  conocidos como triptanes; dado que el tratamiento de la cefalea en racimo necesita funcionar rápido, lo que más se recomienda es usar un triptán intranasal o inyectable, en lugar de tomar tableas por vía oral.

Es importante tener en consideración que los episodios normalmente ocurren a la misma hora del día e incluso despiertan a las personas por la noche, presentándose así en periodos de ataques frecuentes que duran entre semanas y meses, seguidos comúnmente por etapas de remisión a lo largo de meses o hasta años.

Antes de suministrar algún medicamento o tratamiento, debe ser a través de la aprobación de un médico. El determinara que padecimiento se está presentando, porque puede ser confundido con alguna otra enfermedad.

Trabajos citados

García García J., Vadillo Bermejo A., García  J., Sopelana Garay D., & Ayo Martín  O. (2006). Cefalea en Racimo. Recuperado el 31 de Diciembre de 2018, de Archivos de Medicina: http://www.imedpub.com/search-results.php?keyword=Cefalea+en+racimo&search=

Silberstein, S. (Sin fecha). Cefalea en Racimos. Recuperado el 31 de Diciembre de 2018, de Manuales MSD: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-neurol%C3%B3gicos/cefalea/cefalea-en-racimos#v1040126_es

Comentarios: