Si vas de vacaciones, prevee la diarrea del viajero

Principalmente las bacterias y otras sustancias en el agua y en los alimentos pueden causar la diarrea del viajero.

Durante estas vacaciones se pueden presentar diferentes obstáculos para no poder disfrutar de estos días de descanso, en especial las cuestiones de salud y una de ellas es la diarrea del viajero o diarrea del turista según el Dr. Federico Javier Ortiz Ibarra, infectólogo del Grupo Ángeles menciona que es el problema de salud más frecuente cuando se viaja a países con menores condiciones higiénico-sanitarias. Alrededor del 30% de los viajeros experimentan diarrea durante o poco después de su viaje al trópico.

En muchos casos puede considerarse como un problema menor, pero si se atiende a tiempo; aunque solamente puede ocasionar molestias incomodas para la persona y las personas que lo acompañan porque asistirían de 3 a 5 evacuaciones diarias por un promedio de 4 a 5 días en caso de no recibir tratamiento. Este malestar se puede presentar durante la primera semana o el tercer día de viaje

Todos somos propensos a contraer este tipo de diarrea, mientras estamos de visita en otro país o después de visitarlo. Los lugares en donde más se presenta la infección son aquellos cuyas medidas sanitarias son deficientes y muchas veces van acompañados de climas tropicales; por lo mismo, ciertos alimentos que no se encuentran correctamente almacenados pueden provocar un foco de virus, ejemplo de ellos, las carnes, pescados y mariscos crudos, algunos alimentos poco cocidos; embutidos y huevos que son manipulados por personas sucias o portadoras de la infección, puntualizó el especialista.

Actualmente no existe una vacuna para prevenir la diarrea del viajero, por lo que, al viajar, se aconseja extremar precauciones con la ingesta de agua no potabilizada o de dudosa procedencia, así como evitar comer en lugares que se sospeche del inadecuado manejo de los alimentos.

Para el tratamiento de la diarrea del viajero siempre es importante recordar que la hidratación oral es la herramienta más significativa para su manejo, se recomienda llevar dentro de tu botiquín de viaje medicamentos que no tengan absorción intestinal; y que tengan una buena cobertura contra Escherichia coli y Salmonella, y en los niños el uso de agentes  anti secretorios y  astringentes  como el Tanato de gelatina, pueden  ayudar a mejorar el tiempo de recuperación y evitar la deshidratación.

Si apenas vas a realizar el viaje debes estar alerta con lo que bebes y comes, algunas medidas para evitar el riesgo son:

  • Siempre se deben hervir, cocinar bien y pelar los alimentos que se vayan a ingerir
  • Evitar alimentos poco cocidos o crudos como vegetales, frutas, carnes, pescados y mariscos.
  • Evitar comer en restaurantes poco confiables y aquellos que se ofrecen en puestos ambulantes.
  • Tomar únicamente agua embotellada sobre todo en áreas rurales.
  • Evitar las salsas, leche y sus postres de fácil contaminación.
  • No pedir que a tu bebida le agreguen hielo.
  • Cepillarte los dientes con agua embotellada.
  • Evitar platillos raros o exóticos a base de carnes

En cuanto a higiene no olvides lavarte frecuentemente las manos con agua y jabón, verifica la limpieza en utensilios y en la medida que se pueda, evita que los niños jueguen en el piso y se lleven objetos a la boca.

Para disfrutar de unas felices vacaciones, la mejor prevención es seguir una buena higiene y vigilar lo que ingieres. Si la diarrea persiste, es necesario consultar al médico.

Comentarios: