Premian a médica Nubia Muñoz, por vacuna contra el cáncer de cuello de útero

Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento

Hace tres días se concedió a la epidemióloga colombiana Nubia Muñoz, el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cooperación al Desarrollo. El distintivo fue concedido debido a que su trabajo ha contribuido decisivamente a establecer que la infección por el virus del papiloma humano (VPH) es la causa principal y necesaria del cáncer de cuello de útero. Sus estudios fueron esenciales en catalizar el desarrollo de vacunas contra el virus, que logran prevenir 70% de los cánceres de cuello de útero, una patología que afecta, en 80% de sus casos, a mujeres en países en vías de desarrollo.

El jurado ha destacado que la doctora Muñoz ha “establecido la relación epidemiológica entre el virus del papiloma humano y el cáncer de cuello de útero” y que “sus trabajos han sido un verdadero catalizador para el desarrollo de vacunas y su posterior aplicación en todo el mundo, incluidos los países más afectados”. De hecho, destaca el acta, “esta fue la primera vacuna desarrollada específicamente hacia la prevención del cáncer”.

La doctora Muñoz ha participado también en otras investigaciones sobre virus y otros agentes cancerígenos particularmente prevalentes en países en desarrollo. Muñoz, señala el jurado, “es un ejemplo de mujer investigadora que, además, ha trabajado sobre enfermedades que afectan a las mujeres, especialmente en países en vías de desarrollo”.

La vacuna contra el VPH está disponible desde 2006. Todas las versiones protegen contra las variantes 16 y 18 del VPH, y algunas incluso contra otras. Se estima que gracias a ellas hoy es posible prevenir hasta 90% de los casos de cáncer de cuello de útero y también otros cánceres en que está implicado el VPH.

El papel de esta vacuna se considera especialmente importante en países en desarrollo, donde pocas mujeres tienen acceso a técnicas de detección de lesiones precancerosas del cuello uterino —mediante citologías periódicas—, y por tanto la enfermedad se detecta muy tarde. Mas del 80% de casos se dan en países en vías de desarrollo. De hecho, el cáncer de cuello de útero está entre las tres primeras causas de muerte por cáncer en mujeres de estos países.

La científica galardonada ha desarrollado toda su carrera en la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), en Lyon, Francia. Es actualmente catedrática emérita del Instituto Nacional de Cancerología de Colombia, y científica visitante del Instituto Catalán de Oncología (ICO).

Comentarios: