Miopía Gestacional

“La miopía gestacional, que como su nombre lo indica es transitoria; en ocasiones se presenta únicamente durante el periodo gestacional y por lo regular se revierte por si sola de manera progresiva después de 6 u 8 semanas del parto aproximadamente”

El cuerpo de una mujer embarazada cambia mucho en todos los aspectos, incluidas las estructuras oculares; mujeres que en su vida han tenido una excelente salud visual pueden presentar visión borrosa. Debido al cambio de la estructura anatómica en el ojo, gracias a la cantidad de hormonas que hay en el cuerpo, e incluso, la retención de líquidos modifica la córnea y el cristalino. Es decir si no se padecía miopía antes, durante el embarazo puede aparecer, y si ya se padecía puede aumentar las dioptrías, agravando la calidad visual menciono el Dr. Luis Antonio de Alba Galindo, Experto en Salud Visual de la clínica Omnilaser.

Ante esta situación los expertos recomiendan hacerse revisiones oftalmológicas integrales mínimo una vez al año para detectar oportunamente cualquier problema relacionado con la salud visual, al igual que mejora el pronóstico de éxito al implementar un tratamiento adecuado y oportuno, ya sean en trastornos de la visión como miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia, hasta problemas más graves como cataratas, glaucoma, retinopatías, degeneración macular, etc.

Tratándose de un embarazo, además de todo el seguimiento médico que inherentemente implica, también se debe dar importancia a la salud visual y los cambios estructurales oculares, que se puedan llegar a presentar para llevar el periodo gestacional con la mayor y mejor salud posible.

“Generalmente la miopía gestacional desaparece sola después de un par de meses aproximadamente de dar a luz, pero si la miopía permanece, o si ya se padecía y después se agrava, tiene remedio definitivo con una cirugía refractiva correctiva. Sin embargo es muy importante destacar que no es recomendable someterse a la cirugía durante el embarazo, ya que el ojo continúa modificándose. Es preciso esperar de 6 a 8 meses, o incluso a concluir el periodo de lactancia, para poder llevar a cabo la cirugía. Por ello son tan importantes las revisiones oftalmológicas, para saber cuándo es el mejor momento de hacerlo y que el cuerpo esté en las mejores condiciones para disfrutar de sus beneficios”, concluye el Dr. de Alba.

Cuidar de la salud durante el embarazo es primordial para disfrutar de esta maravillosa etapa en la vida de la mujer, y la salud visual juega un papel muy importante dentro de este panorama

Comentarios: