El Dolor Lumbar una Causa de Ausentismo Laboral

El dolor de la espalda lumbar es una de las cinco razones principales por la que las personas buscan atención médica.

A medida que las personas envejecen se va produciendo una degeneración en la columna vertebral, donde se da el desgaste de las articulaciones, los discos y los huesos; por lo que provoca dolores lumbares. Aunque existen otras causas no naturales que propicien el desarrollo de este padecimiento como los esguinces o las distenciones musculares, ambos pueden ser por levantar algo pesado, torcerse de manera incorrecta o estirarse mucho.

La mayoría de la población presenta este padecimiento lumbar o lo tendrá alguna vez en su vida, que durara en un periodo corto de tiempo o se prolongara por varios días.  Se dice que hasta el 33 o el 50 por  ciento de las personas que sufrieron dolor agudo de la espalda, tendrá otro evento en cuestión de un año y un pequeño porcentaje de ellas avanza a desarrollar dolor lumbar crónico.

De acuerdo con el Dr. Peter Dorsher, especialista en Medicina Física y Rehabilitación de Mayo Clinic “muchos casos, el dolor lumbar se resuelve solo y la mayoría de las personas muestra una mejoría importante del dolor en el transcurso de 14 días, aunque los síntomas suelen durar hasta después de 28 días.”

Ante estos síntomas existen analgésicos de venta libre, otra opción puede ser el uso de los antiinflamatorios, aunque la duración de su reacción es de un periodo corto. Si el dolor persiste es necesario que acuda con un médico, él se hará cargo de solucionar las molestias.

El Dr. Dorsher recomienda para estas molestias ir con un fisioterapeuta; él se encargara a través de un tratamiento, mejorar la postura y otorgar consejos adecuados para que la lumbalgia no persista en un futuro. Mediante la aplicación de terapias de calor y frío, masajes, estiramientos y ejercicios de fortalecimiento muscular, sobre todo para fortalecer los músculos abdominales del tronco. Practicar tanto una buena postura como la mecánica corporal adecuada también puede ayudar. Antes de empezar con el programa de fisioterapia, consulte a un fisioterapeuta para saber cuál es el mejor método en su caso y aprender las técnicas correctas.

Algunas medidas de autocuidado que se pueden tomar para aliviar la exacerbación de su dolor en la espalda lumbar, consiste en:

  • Modificar las actividades para que no tenga que agacharse, doblarse o encorvarse repetidamente y tampoco levante nada que exceda de 2 kilos.
  • Mantener una buena postura y seguir las instrucciones del fisioterapeuta respecto a cómo moverse a fin de garantizar que aplica la biomecánica correcta para la espalda.
  • Mantenerse activo con rutinas fácil durante algunos minutos es otra de las opciones, como los masajes, yoga, acupunturista e incluso el tratamiento con láser de bajo nivel. Siempre y cuando estén supervisados porque alguna postura mal realizada puede ocasionar lesiones muy graves. Es muy importante que antes de iniciar con alguna de estas actividades consulte a su proveedor de atención médica acerca de las ventajas y los riegos de estos métodos, así como si son los adecuados para usted.

Hacer ejercicio con regularidad fortalece los músculos, con lo que es menos factible lesionarse la espalda. Incorpore en su rutina semanal alguna actividad aeróbica durante 150 minutos, por lo menos, y no olvide incluir el calentamiento adecuado. El ejercicio también puede ayudarle a llegar a un peso sano y mantenerlo. Eso también puede protegerle contra futuros problemas, porque la obesidad a menudo se relaciona con dolor de la espalda lumbar.

Por último, si fuma, deje el hábito ya que el tabaquismo acelera la degeneración de la columna vertebral, lo que contribuye a que se presente el dolor de espalda. Si desea recibir guía o apoyo mientras deja de fumar, consulte con su médico. Existen varias alternativas terapéuticas que pueden ayudarle.

Comentarios: