Día Mundial del Glaucoma

El glaucoma, mejor conocido como “ceguera silenciosa”, es una patología que puede aumentar de forma aguda o crónica debido al aumento de la presión sanguínea en el nervio óptico, lo que supone la pérdida progresiva de la visión periférica. En la mayoría de los casos, esta alteración es gradual e indolora por lo que muchos pacientes no la perciben hasta que es permanente e irreversible. Es la segunda causa de ceguera en el mundo, después de la catarata; en 2010 había más de 60 millones de personas afectadas en el mundo y se estima que para el año 2020 estas cifras aumenten a 80 millones de casos.

Tipos de glaucoma

  • Glaucoma de ángulo abierto: Es la forma más común y representa el 90% de los diagnósticos. En la mayoría de los casos es asintomático y puede causar una pérdida de visión del 40% sin que los pacientes se den cuenta.
  • Glaucoma de ángulo cerrado: Es más común en personas de ascendencia asiática y en quienes sufren hipermetropía. Sus síntomas más frecuentes son: dolor de cabeza, dolor ocular, náuseas, visión irisada alrededor de las luces en la oscuridad y visión borrosa.
  • Otros tipos: De tensión normal, congénito, secundario, pigmentario, pseudoexfoliativo, traumático, neovascular y el síndrome endotelial iridocorneal.

Comentarios: