Día Mundial del Donante de Sangre

“La donación de sangre es un acto solidario que destaca los valores humanos fundamentales del altruismo, respeto, empatía y generosidad”

El 14 de junio se celebra al donante de sangre, para promover el acceso universal a sangre segura mediante la donación de sangre voluntaria y no remunerada, además de agradecer a los voluntarios y de hacer conciencia de la importancia de donar sangre.
A continuación se presentan los requisitos para todos aquellos que tengan ganas de hacer este acto de altruismo:

Los requisitos establecidos en la mayoría de los hospitales e instituciones médicas que debe cumplir una persona que desee donar sangre, son los siguientes:

  • La persona que desee donar debe presentar una identificación autorizada, tal como: Licencia de conducir, Pasaporte, Cartilla de salud del IMSS con fotografía y sello o cedula profesional. Cada uno de estos documentos deben ser originales, encontrarse en buen estado y ser vigentes.
  • El donante debe tener un peso superior a los 50 kg
  • Tener una edad comprendida entre los 18 y los 65 años
  • No tener un ayuno superior a las 6 horas, por lo tanto debe ir desayunado con jugo, frutas, pan, entre otros. Se debe evitar el consumo de grasa antes de donar.
  • No padecer ninguna enfermedad crónica, diabetes, hipotensión o hipertensión.
  • Encontrarse sano al momento de la donación, no haber padecido de gripe, fiebre o alguna infección en los 7 días anteriores a la donación.
  • En el caso de las mujeres, no pueden encontrase en su periodo de menstruación ni tener hijos menores de 1 año.

Existe una serie de condiciones específicas por las cuales las personas no podrán donar sangre que son:

La forma  temporal al sufrir de paludismo en los 3 años anteriores o realizar un viaje a un lugar con situación endémica de esta patología, haber pasado por un procedimiento de transfusión sanguínea o alguno de sus derivados en el año anterior a la donación. El realizarse un tatuaje o perforación con piercing en el año anterior y  sufrir de un ataque al corazón o realizarse una cirugía en los últimos 6 a 12 meses.

En cuanto a las condiciones permanentes hace referencia a los proceso de tratamiento con quimioterapia y radioterapia, haber sufrido de hepatitis a partir de los 10 años de edad o tener alto riesgo de padecer VIH además de relacionarse al consumo de drogas o por ser trabajador sexual.

Comentarios: