Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Cada 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Es una oportunidad para concienciar, educar y mejorar la comprensión del VIH como un problema de salud pública mundial. Este año, el lema que la Organización Panamericana de la Salud propone para el Día Mundial de la Lucha contra el Sida 2017 es: “Todos cuentan. Terminemos con el Sida”.

Asimismo, en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la OPS en colaboración con ONUSIDA lanzó el informe Prevención de la infección por el VIH bajo la lupa. Un análisis desde la perspectiva del sector de la salud en América Latina y el Caribe en el cual se analizan los avances y los desafíos de los servicios de salud para prevenir la transmisión del VIH.

La prevención combinada del VIH, detección temprana y acceso a tratamiento antirretroviral son fundamentales para lograr detener la transmisión del virus en los próximos años. Los gobiernos, los proveedores de servicios de salud, los organismos de cooperación, la sociedad civil, las personas viviendo con VIH, las poblaciones clave y otros interesados deben trabajar conjuntamente en la respuesta al VIH.

Existen tres tipos principales de pruebas de detección: las pruebas de anticuerpos, las pruebas de combinación (de detección de anticuerpos y antígenos) y las pruebas de ácido nucleico.

El que tan rápido detectan estas pruebas la infección varia del período silente, o intervalo transcurrido entre el momento en que una persona contrae la infección por el VIH y el momento en que una prueba permite detectarla con precisión.

Las pruebas de detección del VIH muestran si una persona ha contraído la infección por este virus, pero no pueden determinar por cuánto tiempo la persona la ha tenido.

De acuerdo con las normas mexicanas, la prueba inicial de detección recomendada es una prueba de anticuerpos o prueba combinada. Si esta prueba es positiva, se deberá realizar una prueba confirmatoria que busca los genes del VIH, llamada

PCR o carga viral. En caso de ser negativa, pero existir riesgo de infección se recomienda un seguimiento por 3 meses.

Existen pruebas rápidas de anticuerpos, que permiten en 30 minutos obtener un resultado que permita establecer una estrategia de detección o seguimiento.

De acuerdo a lo señalado por el Dr. José Alfredo Vázquez Vázquez, especialista en Medicina Interna e Infectología y experto en el tratamiento del VIH y miembro de la red médica Top Doctors: “En México el acceso a esta prueba es libre, cualquier persona que desee realizársela puede acudir a un Centro de Salud o Unidad de Medicina Familiar para solicitarla. Se recomienda que las personas en riesgo acudan a realizarse esta prueba, pueden incluir a hombres que tiene sexo con hombres o personas que tienen sexo con trabajadores/trabajadoras sexuales, o que tiene prácticas de riesgo, así como usuarios de drogas intravenosas o inhaladas, o que se han realizado tatuajes y perforaciones en sitios con pobre sanidad”.

Se estima que 40% de las personas seropositivas todavía no han sido diagnosticadas y no saben si están infectadas o no.

Para reducir el riesgo de infección por el VIH, el Dr. Vázquez recomienda lo siguiente:

  • No correr riesgos al mantener relaciones sexuales, utilizar preservativo en forma correcta y constante y limitar el número de parejas sexuales;
  • Realizar pruebas de detección y tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual;
  • Realizar de forma regular pruebas de detección de la infección por el VIH;
  • Evitar inyectarse drogas o, en caso de hacerlo, usar siempre agujas y jeringas estériles;
  • Cerciorarse de que toda sangre o producto sanguíneo que se necesite se haya sometido a pruebas de detección del VIH;
  • Si se tiene VIH, iniciar el tratamiento antirretroviral lo antes posible, para evitar la diseminación a la pareja;
  • En caso de estar embarazada iniciar tratamiento antirretroviral y evitar amamantar al bebé;
  • Utilizar profilaxis preexposición antes del posible comportamiento de alto riesgo;
  • Utilizar profilaxis postexposición si existe el riesgo de exposición al VIH en entornos ocupacionales o de otro tipo.

Fuente: www.paho.org y Top Doctors México

Comentarios: