Día Internacional del Cáncer Infantil

El 15 de febrero ha sido declarado como el Día Internacional del Cáncer Infantil. Esta efeméride fue instituida en Luxemburgo en el 2001 y en la actualidad 98 países, 151 Organizaciones de Ayuda a Niños con Cáncer, miembros de la Confederación Internacional de Organizaciones de Padres de Niños con Cáncer (ICCCPO), realizan durante todo el mes de febrero campañas en favor del mejoramiento de las condiciones de prevención y atención para que los niños que padecen esta enfermedad puedan acceder al mejor tratamiento posible con las mejores condiciones de soporte y cuidado para mejorar su calidad de vida.

Alrededor de 250 mil niños en el mundo enferman de cáncer cada año. El cáncer en niños, a diferencia de los casos en adultos, es curable en un 85%, a pesar de que se detecten en una etapa avanzada; no obstante, el 80% de esos 250 mil no son diagnosticados o no tienen acceso al tratamiento adecuado produciéndose, por esta causa, muertes innecesarias. De aquellos que acceden a tratamiento, la necesidad de rehabilitación y soporte por períodos prolongados, no es adecuadamente reconocida. La mayoría de los niños en los países en desarrollo no tienen acceso a esos derechos básicos.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) refiere que el Cáncer Infantil representa 5% de todas las neoplasias malignas y cada año se incorporan 10 millones de casos nuevos, siendo la tasa de incidencia mayor entre los cuatro y nueve años de edad.
Dado este contexto internacional el cáncer en la infancia y adolescencia toma creciente importancia por el aumento en la expectativa de vida y el descenso de la mortalidad por enfermedades de denuncia obligatoria o malnutrición.

En México, la situación epidemiológica es muy similar aproximadamente 5% de los niños que mueren en el país es por cáncer, en los dos últimos años ha sido la primera causa de muerte entre los 5 y 14 años de edad, desplazando a los accidentes.

La mortalidad por cáncer infantil puede ser reducida, estableciendo programas de hemato-oncología pediátrica, que provean terapia básica gratuita para todos los niños que necesiten tratamiento, la implementación de dichos programas deben ser considerados como un paso hacia la aplicación de los derechos de los niños; la gravedad del problema hace necesario que se le enfrente con el esfuerzo conjunto de gobierno y sociedad, instrumentando acciones integrales para sentar medidas para la prevención, asegurar la oportunidad de su diagnóstico y la calidad en su tratamiento, con el propósito de reducir la mortalidad y mejorar la sobrevivencia.

En México la conmemoración de este día fue impulsada en un inicio por la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), posteriormente adoptada por diversas instancias conformadas con este fin.

Comentarios: